La ciencia de los bad boys

¿Alguna vez han escuchado que “las mujeres buenas buscan hombres malos”? Quizás les han dicho que “no hay que tratar a las mujeres *demasiado* bien” para así mantener su atención. Yo sí. Esto pasa cuando tienes amigos a quienes han mantenido en la friendzone o son aquellos que tienen como táctica dejar a las mujeres “en azul” para volverlas locas. Sorprendentemente, les funciona.

Quizás eres una mujer de las que sabe que le gustan los “chicos malos”, esos que son sexy (lo socialmente aceptado) o tienen una vida misteriosa (traducción: no te habla mucho de lo que hace) y cree que así es la vida, que “todos son iguales” (por ende, todos son malos).

No es saludable. Lo sabemos…y ahí seguimos ¿Pero por qué?

Después de leer artículos, estudios científicos y recordar las experiencias propias y de otras amigas, trato de llegar a las razones más comunes…

I. Científicamente hablando

Aunque no lo crean, hay múltiples estudios universitarios que tratan de explicar por qué las mujeres van directo a este tipo de hombres problemáticos mientras se quejan de no encontrar hombres decentes, que las traten como merecen.

Uno de ellos trata sobre el vínculo entre hombres que fuman y beben que tienen “mejor estrategia de apareamiento a corto plazo”, lo que suena algo ridículo por más pruebas que hayan realizado ¿Eso es lo único que hace a un bad boy? Mi respuesta sería un gran NO. Sorry, science dudes.

Otros estudios nos hacen un llamado desde el otro lado. Uno dice que características como el afecto, la amabilidad y la decencia son las que nos hacen más deseados como parejas y al final, más atractivos físicamente (en serio, inténtenlo). Y otro, que pocas son las mujeres que buscan a alguien agresivo o demandante: “Los hallazgos sugieren que una simple dimensión dominante-no dominante no sería muy útil a la hora de predecir las preferencias de las mujeres sobre el apareamiento”.

BOOM! ¿Y ahora cómo quedamos?

II. Las razones

Me disculpo desde ahora, ya que por más que quiera, no tengo todas las respuestas. Estoy más que segura de que no tod@s se sentirán identificados con todas estas “causas” y tendrán sus propias experiencias. Estas son algunas luces de guía en el túnel que llamamos “Entendiendo a las mujeres”:

¿Han escuchado sobre la Tríada Oscura? No, no es un episodio de Game of Thrones. Este es un tema de la psicología centrado en el narcisismo, maquiavelismo y la psicopatía. Básicamente, los bad boys por definición están llenos de amor por sí mismos (aka. narcisos), saben cómo convencerte de lo que quieren que creas (aka. maquiavélicos) y son algo insensibles y egoístas (aka. características de psicópata). Les recomiendo hacer este test para saber cómo está la tríada de cada uno. Just saying.

Lo menos sexy del mundo: un hombre obsesionado y “pegajoso”, ticket #1 y #2 para ir directo a la friendzone, sin pasar por GO ni recolectar los $200. Lo que es sexy y no entendemos todavía: ese hombre que no tiene nada que perder contigo, el que mientras le confías tus sentimientos te muestra que puede estar bien sin ti , el que te hace “el favor” de escogerte. Sí, es algo enfermizo, como todas las posiciones de poder en una relación amorosa. Nadie dijo que esto estaba bien, ¿no?

  • El foreplay emocional nunca termina

El comienzo de una relación es siempre la parte más emocionante. Claro, en una relación saludable ambas partes tratan de que así se mantenga pero con un bad boy, experto en comenzar relaciones y no continuarlas, nunca llega a ser aburrido. El período de “caza” sigue activo y la incertidumbre se mantiene, ya que te estás relacionando con una persona evasiva por naturaleza.

  • Crees que lo puedes “curar”

Quizás esta fue la primera razón que les vino a la mente. Después de todo, es la más popular y la que más se explota en series, películas y tabloides. Todas quieren ser la Blair Waldorf que logró que Chuck Bass dijera “te amo” o la Amal Clooney que logró casar a George.

Es como querer el único chocolate en un paquete de dulces: es muy rico y quizás eres alérgica pero primero muerta que dejárselo a otra.

  • Tus óvulos piensan que es mejor “hombre alfa” que los demás

Según un estudio de la Universidad de Texas por Kristina Durante, “Bajo la influencia hormonal de la ovulación, las mujeres se convencen a sí mismas de que el chico malo sexy se puede convertir en pareja devota y mejor padre. Perder la oportunidad con el chico malo sexy puede hacer que piensen que es perder demasiado. Después de todo, nunca sabes si puede ser El Elegido”.

Tranquila, no eres la única ni la última ¯\_(ツ)_/¯

  • Hay más de los malos que de los buenos

Estadísticamente hablando, por supuesto. “Estudios muestran, de forma abrumadora, que el narcisismo es mayor en los hombres, incluso a través de las culturas”.

Lo que me lleva directamente a la tercera y última parte de este tema…

III. La cultura de la masculinidad tóxica

“La masculinidad tóxica está haciéndole daño a los hombres también, mostrándolos como máquinas estóicas de sexo y violencia con alergias a lo tierno, al jugueteo y a la vulnerabilidad. Una masculinidad reinventada seguramente dará a los hombres más espacio para expresarse y explorarse sin vergüenza ni miedo”

Básicamente, estamos criándolos en un ambiente social dañino, para que terminen como unos bad boys más.

La psicología evolutiva siempre ha sido una de la más controversiales, y con razón, ya que nadie es igual. Si algo me ha enseñado la vida (hasta ahora) es que cada cabeza es un mundo y no podemos seguir asumiendo que todos los hombres y mujeres son iguales (por más fácil que parezca)…¡y menos al hablar de relaciones amorosas!

La afirmación “las mujeres buenas quieren hombres malos” es la respuesta sencilla que decidimos encontrar. Es la solución a todos los problemas amorosos que tenemos pero que en el fondo, en vez de solucionar, generaliza la conducta de ambos géneros, empeorando el problema ¿y quién quiere, a estas alturas del partido, empeorar el problema?

Fuentes: Toxic Masculinity de Jaclyn Friedman, Why Do Women Fall for Bad Boys? de Vinita Mehta, UTSA Study Finds Ovulating Women Perceive Sexy Cads as Good Dads de UTSA.

Like what you read? Give Bells Sobrino a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.