La moda del gluten-free y la comida orgánica.

¿Son el gluten y las toxinas los culpables de todo?


Después de haber estudiado nutrición todos estos años y tras miles de prácticas con otros y experiencias propias, sinceramente puedo decir que cualquier cosa que intente etiquetarse como “saludable” es un truco de marketing y otra manera más de confundir a la población sobre la alimentación.

Si tuviera que elegir una de esas “comidas o estrategias saludables” me lanzaría sin duda a por el “gluten-free” o comidas sin gluten que tanto están de moda últimamente.

Recientemente se ha expandido la “moda” de eliminar el gluten entre famosos, deportistas y otras figuras conocidas. ¿Es realmente tan bueno como lo pintan?

Pongamos el ejemplo de alguien que normalmente consume una dieta típica llena de comida procesada y fácil de comer, además de ser baja en proteína y fibra.

Digamos que a esta persona la convencemos para que deje de comer todo lo que contiene gluten en su dieta con el objetivo de perder peso y mejorar su salud.

Veamos un par de variables posibles como resultado de este cambio:

  1. Cambian todo lo que contiene gluten en su dieta por carnes, pescados, verduras, frutas, lácteos y arroz por ejemplo –muy parecido a lo que la dieta paleo dice pero sin tanta restricción innecesaria. ¡Perfecto! Esa persona seguramente mejorará su calidad de vida, composición corporal y marcadores de salud por el simple hecho de aumentar el consumo de proteína, fibra y otras vitaminas y minerales, pero NO necesariamente por evitar el gluten.
Los principios en los que se basa la dieta paleo son geniales a la hora de establecer hábitos saludables. En cambio, el miedo e incluso odio a ciertos alimentos que llega a generar, es uno de los puntos débiles de esta forma de alimentarse.

2. Cambian todo lo que contiene gluten por su equivalente “gluten free”, pagando 5 veces más por ello y engañándose al pensar que es más sano.

Ya sabes: “Gluten-free” pizza, galletas, muffins, panes y todo eso que se han inventado recientemente con la oleada paleo y orgánica y que mueve más de 65 billones de euros al año. Esta persona no mejorará en absolutamente nada ya que seguirá llevando la misma dieta deficiente en proteína, fibra y otros nutrientes.

En una industria que a multiplicado su beneficio por 50 en los últimos 3 años conviene hacer saber a la población que el gluten es malo.
No hay nada mágico con eliminar el gluten de la dieta o dedicarse a comer absolutamente todo orgánico. La mejoría que suele percibir la gente se debe en gran parte al aumento del consumo de proteína, fruta y verduras.

Pero, ¿y la sensibilidad al gluten que he oído por ahí?

Recientemente algunos medios mencionaban la posibilidad de que la población esté sufriendo de sensibilidad al gluten no causante por celiaquía, o lo que es lo mismo; mostrar síntomas similares a los de aquellos que sufren la enfermedad sin tenerla y que al eliminar al “culpable” de su dieta encontraban mejoría.

Han tardado varios años en ser publicados pero algunos recientes estudios publicaban la posibilidad de que todo esté en tu cabeza. [Mira la nota para más info]

El resumen sería algo como:

  • La enfermedad celíaca es real. Sensibilidad al gluten sin sufrirla, puede que no tanto.
  • Las empresas se benefician de crear y promocionar productos sin gluten mientras más y más personas continúan auto-diagnosticándose y sufren de ortorexia y otras malas relaciones con la comida.
  • Ningún estudio u organismo oficial ha conseguido pruebas suficientes de que el gluten cause algún problema al organismo –celíacos aparte por supuesto.
  • El total de personas que sufren de esta enfermedad en el mundo es de un 0.5% — 1%. ¿Cómo es posible que estos productos sean consumidos por más de 1000 millones de personas anualmente?

Si eliminar el gluten de tu dieta o ceñirte a una dieta tipo paleo te ayuda a tomar mejores decisiones aprovéchalo.

Sin embargo, asegúrate de que conoces y aplicas los básicos de la nutrición antes de hacerlo para no caer en cosas como “el azúcar es tóxico”, “el pan engorda” o “soy intolerante a los carbohidratos” y crear una mala relación con la comida que pueda desembocar en otras complicaciones más allá de unos “kilitos” de más.

El azúcar, el trigo, los lácteos y otros muchos ingredientes que algunas dietas te fuerzan a eliminar son perfectamente válidos en una dieta sana y equilibrada. ¿Vas a dejar de comer helados el resto de tu vida por pensar que no son “sanos”?

Si crees que puedes sufrir de enfermedad celíaca, acude a tu médico y hazte todas las pruebas necesarias. Lo mismo puedes aplicar a cualquier otra reacción o alergia alimenticia que creas tener.

El auto diagnóstico no es algo recomendado y suele traer más problemas que soluciones.

La persona más fácil de engañar es a ti mismo, no caigas en ello y disfruta de la comida.

Referencias en notas adjuntas.

Sígueme en http://themacrowizard.com