Los irlandeses y la independencia nacional

Por Guillermo MacLoughlin Director de TSC

El bicentenario de la independencia nacional, circunstancia consagrada en el congreso reunido en San Miguel de Tucumán el 9 de julio de 1816, fue el reflejo de una serie de hechos anteriores, que no tuvieron su origen solamente en lo ocurrido en Buenos Aires el 25 de mayo de 1810, sino también, en acontecimientos previos y posteriores a esa significativa fecha patria. Y en casi todas ellos, en mayor o menor medida, vemos la participación de irlandeses o de nativos de esaascendencia, a todos los cuales, desde ésta columna, los asociamos a los homenajes con motivo del trascendental aniversario que celebramos.

El Congreso de Tucumán está asociado a la figura de su presidente, Francisco Narciso de Laprida algunos de cuyos descendientes se mezclaron con descendientes de irlandeses- y de los restantes congresales, entre los cuales, en nuestro caso, sobresale el representante de San Luis, Brigadier Juan Martín de Pueyrredon y Dogan, electo unos meses antes para regir los destinos regionales como Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata (1816–1819). De esta manera, si bien no pudo firmar la Declaración de Independencia, estaba al frente del Poder Ejecutivo nacional de entonces, convirtiéndose en el primer descendiente de irlandeses en gobernar la Argentina, anticipándose a Bartolomé Mitre y a Edelmiro J. Farrell.

Y la independencia está unida a la guerra contra los godos, como eran llamados los realistas que entendían que el suelo patrio debía seguir siendo parte del Reyno de Indias, y no una nación independientes, como soñaron y lograron los patriotas deentonces. El acontecimiento emancipador, a pesar de todas las amenazas y rumores provenientes de España y de la Santa Alianza fue posible, en esta región, por dos circunstancias, primero, la defensa del norte, a cargo del general Martín Miguel de Güemes y, fundamentalmente, las acciones navales llevadas a cabo por el bravo marino irlandés, el Almirante Guillermo Brown, el ¨Padre de la Patria en el Mar¨, quien despejó de todo intento de desembarco español que sí se produjo en Venezuela.

Juan Martín de Pueyrredon y Dogan

Así como Brown contó con el concurso de otros bravos irlandeses, como Craig, King, Kearney, Shannony Turner, entre otros, Güemes tenía entre su mando al coronel Ignacio Warnes, descendiente de una familia de Connaught que, por la persecución religiosa, emigró a Bélgica en el siglo XVII, en ese entonces, territorio perteneciente a la corona española. También, bajo ese paraguas, y con el decidido apoyo del general Pueyrredon, el general José de San Martín, mientras gobernaba en Cuyo, pudo organizar el ejército libertador, que aseguró la independencia de Argentina, Chile y Perú.

Entre sus oficiales sobresalían, entre otros, el general Bernardo O’Higgins, quien se había refugiado en Mendoza y que, luego de la batalla de Chacabuco ocupó el gobierno trasandino ante la negativa del propio San Martín.
También otro general, Juan T. O´Brien, fue su ayudante de campo, repitiendo lo que ocurrió en el ejército de Bolívar con el general Francisco B. O’Connor. O´Brien fue una figura singular en la independencia americana, a la vez que un empresario y diplomático, a la vez que promovió la inmigración irlandesa al país en 1825.

Otros oficiales irlandeses de destacada actuación fueron el general Juan Mackenna y el coronel Carlos O´Carroll, así como el general Domingo French –del episodio de las escarapelas- y los coroneles Francisco de Paula Lynch y Estanislao Lynch, entre los descendientes.

Y es de justicia, también, recordar como lo cita Bartolomé Mitre en su monumental obra sobre la “Historia de San Martín y de la Independencia America“- los esfuerzos del Padre de la Patria para la formación del Ejército de los Andes, quien recibiera la petición de los entonces residentes británicos en Mendoza para integrar su ejército, donde rescatamos losnombres de John Heffernan, W. Malahan, Timothy Lynch, Edward Laford, Guillermo Healy, Guillermo Carr¨y siguen las firmas de varios otros irlandeses, junto a ingleses, escoceses y galeses.

Algunos de ellos tradujeron su apellido irlandés, como Martínez, viviendo sus descendientes actualmente en Mendoza. También fue parte de la expedición libertadora el marino Martín Warnes ¨hermano de Ignacio- quien, luego de participar en la batalla de Trafalgar volvió al Río de la Plata y luchó junto a los almirantes Cochrane y Banco Encalada ¨siendo uno de los fundadores de la armada chilena- y posteriormente con Brown en la guerra con Brasil. 
Y, valga la cita, otra hermana, Manuela Warnes, se casó con otro guerrero de la independencia, el general José Joaquín Prieto Vial, quien fuera dos veces Presidente de Chile. A su vez, no todos los que participaron de las campañas independentistas fueron militares, como es el caso del doctor Juan Oughan, médico del ejército del general Belgrano, quien años después presidiera la Sociedad Católica de Buenos Aires, así como todos los civiles que participaron de las jornadas de mayo de 1810, a las que nos hemos referido en otras oportunidades, entre los que sobresaliera el doctor Joaquín Campana.
 Sea éste el modesto homenaje de todos los que integramos el TheSouthern Cross a la gesta emancipadora, a doscientos años de la Declaración de la Independencia.