Washington. El primer ministro irlandés le recordó a Trump que San Patricio era “un inmigrante”.

San Patricio y Trump

Trump junto a Enda Kenny.

A dos meses de su asunción como Presidente de los Estados Unidos, aún no han estallado las bombas nucleares pero la marca insignia en la era Trump día tras día parece ser el show y sobre todo, la sensación de que algo puede fallar.

Un día antes de San Patricio, el jueves 16 de marzo, el primer Ministro de Irlanda Enda Kenny fue recibido por Donald Trump en la Casa Blanca. Ambos vestidos para la ocasión, corbata verde en tonos diferentes, se mostraron juntos en todo momento.

Kenny habló durante un almuerzo en el Capitolio estadounidense, como parte de una serie de eventos para celebrar el Día de San Patricio y fue al grano. “A los irlandeses que no tienen los papeles en regla les diría que si tienen pequeños problemas, como multas de tráfico o de lo que sea que los resuelvan a través de sus consejeros legales. Estén donde estén. Esto les puede quitar muchas preocupaciones, miedos y ansiedades”, dijo. Se estima en 50.000 los irlandeses que residen de forma irregular en los Estados Unidos. Finalizó su discurso exhortando a Trump a ayudar a los irlandeses que viven en Estados Unidos de manera ilegal, diciendo que ellos solo quieren ‘’hacer a Estados Unidos grande’’, en referencia directa al slogan de campaña que usó el magnate “Make America Great Again”. Y remató señalando que “ San Patricio también fue un inmigrante”.

En tanto, Trump puso el acento de su discurso en los valores. “Estamos aquí hoy para celebrar el compromiso de EE.UU. con Irlanda”, dijo durante el almuerzo anual de Amigos de Irlanda en el Capitolio, una tradición de larga data.

Además del almuerzo, la visita incluyó una reunión privada entre ambos en la Casa Blanca. Tras la reunión, Kenny dijo a la prensa que había hablado con el presidente sobre comercio, inmigración y la economía irlandesa.

Pero con Trump todo puede fallar en un segundo, ocurrió durante el almuerzo, donde en su discurso dijo que Kenny era su ‘’nuevo amigo’’ y citó un proverbio irlandés para recordar a amigos que ‘’se han quedado a tu lado’’ y le aseguró que había escuchado este “proverbio” durante “muchos, muchos años” y que, además, le encantaba.

El proverbio/poema dice:”Acuérdate siempre de olvidar a los amigos que te han fallado pero nunca te olvides de recordar a los que permanecieron a tu lado”.

Pronto en las redes sociales salió la versión de que no se trataba de la sabiduría irlandesa, sino que era un poema del nigeriano Albashir Adam Alhassan. El poema en cuestión se titula “Recuérdate de olvidar”.

Luego The Guardian aseguraba que la única fuente que señala a Albashir Adam Alhassan como el autor es PoemHunter en una entrada del 22 de enero de 2013. Sin embargo, encontraron una versión anterior en Google Books en un libro titulado International Stereotypers’ and Electrotypers’ Union Journal publicado en 1936 en los Estados Unidos pero no aparece el origen del poema.

Según Cody Keenan, la persona encargada de escribir los discursos de Obama, lo más probable es que Trump sólo hubiera puesto “proverbios famosos irlandeses” en Google y lo hubiera copiado sin corroborar la fuente. De hecho, si se busca esto en el buscador, lo primero que sale es el polémico poema.

Así que el proverbio no es proverbio, es un poema, no es irlandés, nadie en Irlanda lo conoce y nadie sabe quién es el autor.

TEXTO: Julián Doyle