Empathy Cards en el Aula: un caso práctico de cómo potenciar habilidades transversales en la educación

Karla Vargas
Jun 30, 2019 · 7 min read

Estamos claros que las habilidades del futuro tienen que ver con habilidades transversales o comúnmente (y mal nombradas) llamadas “blandas”. En algún punto, y evidenciando conductas indeseadas en los escolares, como el bullying, los expertos se dieron cuenta de la baja presencia del desarrollo de estas habilidades en las aulas, no sólo de chile, sino del mundo.

El estudio “Habilidades sociales y rendimiento académico: una mirada de género” de Oyarzún, G.; Estrada, C.; Pino, E. & Oyarzún, M. (2012), establece que un mal desarrollo de la creatividad afecta la capacidad de resolver problemas propios y del entorno constructivamente; sumado esto a un bajo desarrollo de las habilidades socio-emocionales, tenemos un efecto negativo en la capacidad del alumno de comprender y gestionar sus emociones y las de otros, impactando la convivencia y sirviendo como causa en la proliferación de comportamientos como el bullying escolar, del cual se registró un aumento de sus denuncias en nuestro país en más de un 25% para el último año, según un estudio de la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras (2017). Lo anterior inevitablemente genera estragos en el rendimiento académico, en la motivación, la autoestima y aumenta la posibilidad de la deserción escolar.

Una vez evidenciado el problema se identificó que una de sus soluciones es efectivamente la implementación de prácticas pacíficas para el mejoramiento de la convivencia escolar, según lo indicado en el estudio Fondecyt “Políticas y prácticas de apoyo a la convivencia escolar en ambiente punitivos, segregados y de high-stakes:el caso de Chile”.

¿Y por qué las habilidades transversales son tan importantes?

No solo son extremadamente importantes para disminuir los ambientes hostiles en establecimientos educacionales, la relevancia de las mismas para el éxito profesional ya es una realidad constatada por múltiples estudios y expertos. Por ejemplo un estudio interno realizado por Google revela que los equipos de trabajo con mejor performance dentro de la compañía no son aquellos donde sus integrantes poseen el mayor número de doctorados o conocimientos técnicos sino que aquellos donde primaba la colaboración, la comunicación efectiva, el liderazgo basado en la empatía. A ello hay que sumar el hecho de que el creciente desarrollo de la automatización y la inteligencia artificial aumentará todavía más el valor del pensamiento creativo en el mercado. Por todo lo anterior el desarrollo de las habilidades blandas o habilidades del siglo XXI es y seguirá siendo en las próximas décadas un tema central en la agenda educacional global.

¿Y entonces qué estamos haciendo como país?

El estudio “La enseñanza y el aprendizaje para el Siglo XXI”, realizado por el Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile, en conjunto con la Universidad de Harvard (Reimers & Chung, 2016), concluye que el problema no se debe a una ausencia de las competencias efectivas en los currículos, sino que corresponde a una débil instrumentación práctica y contextualización de las competencias dentro de las asignaturas regulares que cursa la población objetivo, siendo la ejecución y enseñanza práctica de las competencias uno de los grandes desafíos de los docentes y que tiene un gran impacto en todo el universo escolar nacional.

Adicionalmente, el desarrollo de las habilidades para implementar los programas en los educadores es necesaria y urgente, considerando las actuales cifras de acoso escolar en Chile. Según el estudio anual de la ONG internacional Bullying Sin Fronteras, el cual recoge datos entre noviembre del 2017 y noviembre 2018, hubo un aumento de un 40 % en las denuncias por maltratos físicos y psicológicos en colegios de públicos y privados de nuestro país, donde se identifican un total de 1854 casos como graves. Según esta misma ONG, para disminuir el acoso escolar o bullying, es necesario “fomentar relaciones de confianza y respeto, donde la capacidad de formar empatía y ponerse en el lugar del otro es un punto crucial a trabajar”.

Empathy Cards en las aulas y los aportes de los estudiantes secundarios al modelo

Empathy Cards, es un método que funciona por medio de un juego de cartas que empodera a profesores y alumnos a resolver problemas de la comunidad escolar a través de soluciones innovadoras. Por medio de su mecánica, se puede aprender y desarrollar de forma natural y accionable habilidades como el diálogo, el pensamiento crítico, la creatividad, el consenso, entre otras. A través de los principios esenciales de métodos como Design Thinking, aprendizaje basado en proyectos y la gamificación, este modelo permite identificar problemáticas (incluso desde cero) y crear soluciones innovadoras en cualquier grupo de trabajo.

Al igual que muchos modelos, Empathy Cards está en mejora continua, es por esto, que al aplicarlas durante 3 sesiones en el colegio Highlands Montessori de Santiago, obtuvimos geniales descubrimientos gracias al aporte de los adolescentes.

Diseñar un mecánica para definir desafíos desde cero en personas que no tienen idea qué desafío escoger

En las empresas y organizaciones, cuando solicitan facilitaciones, por lo general tienen más o menos claro cuál es su problemática, o al menos el tema en la que se enmarca. A través del juego, esta problemática se transforma parcial o completamente. Sin embargo, en el aula, se le pide a los estudiantes que piensen en un desafío que les gustaría abordar, y deben comenzar a pensar en todas las temáticas de interés, cosas que les llaman la atención, sus historias personales, etc. Por lo que fue fundamental diseñar un nuevo un set de cartas para que puedan generar desafíos de forma rápida y fácil.

Las cartas de “poder” gatillan la definición de desafíos “cómo podemos” desde 0.

Diseñar la versión acelerada de Empathy Cards

Una hora pedagógica equivale a 45 minutos en Chile. Incluso con 2 horas pedagógicas es poco tiempo para desarrollar problemáticas y soluciones. Es por esta razón que fue necesario crear una versión acelerada o abreviada el método que funciona con solamente 6 tipos de cartas y permite generar ideas centradas en las personas en 15 minutos.

Reformular completamente la forma en que enseñaba Empathy Cards

Para participar en cualquier juego es necesario que alguien explique las reglas. Esa parte es especialmente desafiante en un salón con más de 20 niños con diferentes personalidades. Es por esa razón que la explicación pasó de ser una “inducción” a una especie de “onboarding” donde los jóvenes aprenden a jugar a medida que vamos ejecutando el juego de forma incremental y no tienen que esperar al término de una explicación unidireccional para comenzar a crear en su equipo. Así, al final de la explicación ya tienen un ajá. Además, fue necesario inventar unas “cartas gigantes” para repasar la mecánica básica en el salón.

Las cartas gigantes pegadas en la pizarra permitían hasta al último niño del salón repasar la mecánica básica de Empathy Cards

Diseñar un canvas que permite a los grupos documentar su proceso

Parte importante del aprendizaje es el registro de los pasos realizados para obtener el resultado, por lo que fue necesario implementar un canvas por grupo de trabajo, que permitiera documentar el proceso. Desde su primer “ajá”, pasando por la definición del desafío, las soluciones y hasta que materializan sus compromisos y acciones, lo que puede ser expuesto de manera grupal al resto del salón.

Canvas oficial de documentación de hallazgos de Empathy Cards, mejoró tanto que lo usamos también para las consultorías con empresas.

Liberar el potencial creativo de niños de manera colectiva

La creatividad es una habilidad que en la actualidad, hay que cuidar, canalizar y fomentar desde la primera infancia hasta la adultez. A través de la experiencia de llevar Empathy Cards a el salón de clase, pudimos evidenciar que funcionan perfectamente para liberar el potencial creativo de un grupo de niños, niñas y jóvenes, diversos, con diferentes niveles concentración, motivación y velocidades de aprendizaje entre otros.

Lo que se viene

Durante los últimos meses hemos estado exhibiendo el método en numerosos colegios de la región metropolitana con excelente acogida y hemos recibido un montón de gradioso feedback.

Desarrollaremos 6 pilotos en colegios de Santiago durante el segundo semestre del 2019, con el objetivo de seguir obteniendo más descubrimientos como los que describo a previamente y poder comercializar el servicio masivamente el 2020. Cada vez que realizamos sesiones con docentes, niños, niñas y jóvenes, creamos mejoras al proceso de nuestro servicio.

El objetivo de Empathy Cards es entregar herramientas a la comunidad escolar para resolver sus problemas cotidianos de forma innovadora, llevando el Design Thinking al alcance de todos y fortaleciendo en cada profesor y en cada niño y niña la creatividad, la empatía, el diálogo, el pensamiento crítico y la capacidad de aprender a aprender.

¿Te interesa ser parte de esto?

Si perteneces a un colegio y quieres ser parte de los pioneros en implementar Empathy Cards en su comunidad escolar o eres una profesional o entidad interesado en contribuir a la realización de este sueño ya sea con con recursos o con know how, escríbeme a karla@3dias.cl.

Karla Vargas

Written by

Creo en el poder del diseño para crear valor para las personas, las empresas y para la sociedad. Partner en caordical.io linkedin.com/in/karla-vargas-ux

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade