¿Cómo deberíamos ver #GirlBoss?

-Advertencia: contiene spoilers

La semana pasada estuve en Ciudad de México por la #PlatziConf y un amigo me dijo "Tifis ¿ya te viste #GirlBoss? es que pensé en tí cuando la ví. Es de una chava emprendedora que vende chingaderas en eBay y vive en San Francisco con 3 pesos, seguro te va a gustar". Si quieren llamar mi atención de alguna manera, incluyan keywords en la conversación como: "e-commerce" y "mujer emprendedora", ya con eso me tienen.

(Fuente: https://static.independent.co.uk/s3fs-public/thumbnails/image/2017/04/03/16/girlboss.jpg )

Ayer justo llegaba de viaje y pensé que sería buena idea ver un capítulo mientras comía, sin embargo me di cuenta que estaba enganchadísima cuando terminé toda la temporada de un sólo impulso. Me vi los 13 capítulos de la primera temporada de corrido, uno tras otro, emocionada y sin parpadear. Me emocionó conocer a Sophia, una chica nativa de San Francisco, que en 2006 re vendía ropa vintage con mucha onda en eBay. Los márgenes de ganancia de "NastyGal Vintage" (su usuario en eBay) hicieron que Sophia, una mujer de 23 años súper irreverente, desordenada, desubicada y sin aparente futuro, lograra enfocar su energía en un negocio de retail online antes de facebook o twitter, donde "las redes sociales de la época" eran los foros en php y MySpace.

La premisa es genial y muestra claramente cómo una idea de negocio fuertemente relacionada con una pasión (la de Sophia aparentemente era comprar ropa vintage muy barata) pueden hacer que cualquier persona pueda enfocarse en emprender. Me vi en Sophia tantas veces, yo llevo en el negocio del online retail desde hace aproximadamente 5 años, tanto para mis marcas propias como las de mis clientes. Pasé por supuesto por todo lo que Sophia: la emoción de la primera venta, el reto de iniciar algo bootstrapped, estrellarse con clientes caprichosos pero que hay que complacer para lograr un buen review y voz a voz, las limitaciones tecnológicas y enemistarse con los amigos en el proceso.

(Fuente: http://www.miamishoot.com/wp-content/uploads/2014/08/GirlBoss-720x375.jpg )

Sophia realmente existe

Al terminar la serie (y con opiniones que daré más adelante) quedé con ganas de saber más de la historia, sobre todo cuándo vendría la segunda temporada. La hermosa sorpresa que me llevé a continuación, es que Sophia realmente existe y su historia también. Actualmente Sophia Amoruso es la CEO de NastyGal , un retailer online que tiene más de 550.000 clientes en 60 países del todo el mundo. Su historia de emprendimiento la cuenta en su libro #GirlBoss, de donde realmente está inspirada la serie.

NastyGal o cualquier otra cosa

Sophia en realidad nunca tuvo una idea clara de negocio desde el principio, ni mucho menos aptitudes de emprendedora, Sophia sólo era rebelde, caprichosa y le gustaba sacar ventaja de las cosas. Sophia tuvo algo invaluable desde el principio: "timing". El tiempo ideal en un espacio que respira tecnología realmente fueron los responsables del crecimiento del negocio, no fueron ni los contactos, ni el "espiritu emprendedor" ni el propósito de vida, en realidad Sophia no sabía lo que hacía ni a donde iba a ir. De hecho si no hubiese tenido el problema de salud que la obligó a tener un trabajo temporal, ella no hubiese tenido el suficiente founding ni contactos que la llevaron a comprar las primeras prendas para su negocio.

Para nada estoy quitando mérito a su trabajo y la increíble capacidad de crecimiento del negocio, pero leyendo opiniones de otras personas, en especial las que están rondando el ecosistema emprendedor (algunas ni si quiera emprendedoras en realidad) tanto en español como en inglés, la historia de Sophia (al menos la que cuentan en la primera temporada) no es altamente inspiradora, ni se debe tomar literal. Estoy segura que si Sophia hubiese encontrado ganancia en vender pasteles a buen precio, lo haría. A ella la alimentaban las ganas de "callarle la boca" a su padre y la adrenalina de sacar grandes ganancias.

Los hombres de la historia

Si por alguna razón no lo tienes claro, yo, Diana Reyes o Tifis, soy feminista y trabajo por la inclusión de la mujer en la industria de la tecnología. Consumo literatura feminista y de hecho, por alguna razón, mis cantantes favoritas son mujeres. Mis mejores amigos son hombres, trabajo 80% con hombres y soy heterosexual, así que creo tener un balance ideal en mi mente feminista. Justo por esa razón muchas cosas de la serie me parecen muy desenfocadas y que transmiten el mensaje equivocado.

Tanto el padre de Sophia como su novio, arruinaron su vida de alguna manera, y de hecho la impulsaron a sacar lo peor de ella en algunos momentos. Los pocos personajes masculinos de la historia no son fuertes, son manipulables o le hacen algún tipo de daño al personaje principal.

Me gusta mucho que esta sea una serie escrita y producida 100% por mujeres y que las protagonistas sean mujeres. Sin embargo, la forma como abordan la colaboración o participación de ellos es innecesariamente dolorosa. Entiendo que es la vida de la protagonista, pero al ser esta una serie "ejemplo" pudo haberse transmitido su dolor de alguna otra manera. Este es un show que lo ven muchas chicas que sin el contexto adecuado podrían fácilmente malinterpretar las buenas intenciones de las productoras y por supuesto, llevarse una mala interpretación del feminismo.

Auto emplearse no es lo mismo que emprender

En varias oportunidades Sophía dijo "soy el sueño americano" y ese mensaje debería ser más fuerte que el de "soy emprendedora". Estados Unidos es uno de los países más favorables para el auto-empleo, el freelanceo y los trabajos de medio tiempo. Los esquemas para cobrar, los sistemas para pagar y las plataformas de promoción son altamente eficientes allí. Dudo mucho que Sophia haya corrido la misma suerte en un país como Colombia o como Perú, a pesar que haya lanzado su negocio en el mismo año.

(Fuente: http://touchstoneblog.org.uk/ )

El auto-empleo es actualmente la forma más común de empleo mundo, espacialmente entre mujeres y no necesariamente esto las hace emprendedoras. Sin embargo sí que es una forma importante de progreso y de sustento, por eso quiero resaltar la latente posibilidad que existe de convertirnos en emprendedoras a partir de auto emplearnos. En realidad quien se auto emplea tiene la posibilidad no sólo de ser independiente si no de ampliar el panorama de cualquier industria, es por eso que los consultores tienen más contactos que los empleados y en algunos casos, son más visibles dentro de una industria.

Gráfica de auto empleo femenino vs. masculino en EE.UU.

Ir más allá

El mensaje más valioso de #GirlBoss es no estar satisfecha rápidamente y más que gritarle al mundo que quieres arriesgarte por tu idea de negocio, debes aprender de procesos, tecnología y atención al cliente. Sophia deja de ser la chica que se auto emplea, a emprendedora cuando decide recompensar económicamente a su mejor amiga (quien le había trabajado gratis por amor). Es allí cuando contratan a su tercera empleada, una chica informática encargada de montar el website transaccional fuera de eBay. Sophia es emprendedora cuando toma la decisión de tener un stock lo suficientemente grande y variado, sustentado en los aprendizajes que le dejaron las colecciones anteriores. Sophia es ahora independiente y muy práctica, pero sigue siendo algo testaruda y con poca capacidad para delegar.

Espero con ansias qué pasará en la segunda temporada, aunque si tarda mucho, creo que leeré el libro. Es una gran historia, es inspiradora, tiene retos increíblemente reales y te engancha fácilmente. Recomiendo muchísimo ver #GirlBoss, eso sí, con mucha perspectiva.

Like what you read? Give Diana Reyes (a.k.a Tifis) a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.