Hoy me duele el corazón.

Estoy sentada en la cocina de casa, leyendo una que otra red social como siempre y de casualidad, llego a un artículo más acerca del asesinato de Marina y María José. Este artículo http://goo.gl/bjJRSW mostraba una foto de la cuenta de instagram de una de ellas y nada, a pesar de haber leído un montón sobre el caso, hoy fue el día en el que mi corazón explotó.


¿Amor, por qué la gente es tan mala?

Fue lo primero que atiné a preguntar a mi novio, cuando vi la siguiente foto.

Qué irónico que Mariana haya subido una foto en donde agradecía a la vida por un último atardecer, ¿no?

¿Se imaginaba ella que todos sus sueños iban a quedar plasmados en una última foto?
¿Vos te imaginás que lo último que recuerde el mundo de vos, sea una despedida indirecta a tu vida?

A aquellas personas que no toman conciencia de lo que pasó y no saben que a partir de ahora debemos preocuparnos en educar al mundo y posicionar a la mujer como un ser humano y no como un objeto de deseo, les cuento lo que sigue:

El mundo hoy perdió esta sonrisa.
El mundo de esta personita ya no va a ser el mismo.
El mundo perdió una persona que quería verlo, conocerlo y disfrutarlo.
El mundo de esta madre a partir de hoy queda vacío.
El mundo de Berlusquito también será diferente.
Les pido encarecidamente, a quienes puedan, que se encarguen de educar a sus hijos e hijas, que les enseñen la igualdad de género, el respeto mutuo de saber entender cuando una persona NO quiere acceder a ciertas cosas, la libertad de ser quienes queramos ser sin lastimar a los demás.

Yo quiero un mundo mejor. Yo quiero que tu mundo sea mejor. Y me hubiese encantado que el mundo que tanto querían conocer Mariana y María José haya sido mejor de lo que encontraron.

El mundo para ellas se terminó.

El mundo las debe recordar así hambrientas de conocimiento, dispuestas a entregarse a aventuras, libres, siendo ellas mismas, felices…

Yo las voy a recordar así, felices.
Show your support

Clapping shows how much you appreciated titi benítez’s story.