La muerte lenta de estar sentados todo el día

Posiblemente lo más dañino que le estoy haciendo a mi cuerpo es pasar más de 8 horas sentada frente a una computadora.

Sí, tengo mis “breaks antidevastadores” en los que me levanto a moverme tantito; sí, tengo ligas, mancuernas y hasta un disco giratorio en la oficina y sí, estaciono mi auto lo más lejos que pueda. Sin embargo, eso no cambia el hecho de que, como muchos mexicanos, paso demasiado tiempo sentada.

En mi necesidad de buscar algo que me mantenga en movimiento durante la jornada laboral, me topé con CUBII, una compacta máquina elíptica para tener debajo del escritorio y utilizar mientras trabajas. “Otro nivel de multitasking”, anuncian.

Por supuesto, ya existen opciones para hacer ejercicio en la oficina. Ya le había echado el ojo aDeskcycle y a otras pedaleras que hay en Amazon, de diferentes precios y con reviews encontrados. Pero entre las cosas que hacen especial a CUBII es que promete que, por su tamaño “chaparrito”, no te golpearás las rodillas con el escritorio (que es una de las principales razones por las que aún no me decido a comprarme una pedalera convencional cuyo tamaño no puedo calcular).

Además tiene una app en la que puedes conectarte via Bluetooth para medir tu desempeño y las calorías que vas quemando, además de poder presumir compartir con tus seres queridos tu progreso.

Lo único que me duele un poco es el precio: 319 dólares en la preventa (estará disponible hasta Agosto 2015), lo cual se traduce en algo así como 5 mil pesos, pero si a eso le agregas los 100 dólares de envío internacional, pues lo convierte en un artículo bastante premium. Aunque si te juntas con tu pareja o amigos, también existen paquetes que te reducen el precio hasta 287 dólares.

Definitivamente, la salud es algo en lo que vale la pena invertir, así que probablemente ya empezaré a convencer a mi oficina de que compremos un paquete. Sin embargo, no cabe duda que el poder ejercitarte mientras trabajas es una necesidad, así que seguramente estaremos viendo más opciones de productos como éste.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.