Ciclhistoria

Ciclhistoria

El vidrio por el oro.

Al final no hay duendes, ni princesas, ni dragones, no en este teatro.

La justicia se hace en los aires, (hemos evolucionado mucho)

las cuestiones de la tierra se pelearon hace cien años y se encarpetaron.

Ahora la lucha es electrónica, la negritud se impone, ojalá las minorías cambien su nombre.

La justicia existe… y la hacemos todos.

………………………. (ellos la hacen a nuestro nombre)

La inane historia de un rechoncho mundo, hoy amaneció muy sabrosona.

Bicentenario.

Like what you read? Give Tristana Landeros a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.