8 tipos de entrada para comenzar a escribir ya mismo

Todo el mundo debería tener un blog. Es más, creo que a la edad de 18 años (por poner una edad) todo ser humano debería comenzar a escribir algún tipo de bitácora personal.

Escribir es una excelente manera de ordenar ideas en la cabeza. Es una herramienta que sirve para aprender a expresarse mejor. Ayuda a volcar sentimientos que tenemos guardados adentro. A mí, por ejemplo, se me hace más fácil escribir lo que siento que decirlo.

Para escribir sólo hay que tener algo que decir -Camilo José Cela

Para los que creen que solo puede escribir quien lo hace bien, están equivocados. Puede escribir quien se anime a hacerlo. Para poder escribir bien hay que leer mucho y escribir mucho. Sinceramente, yo no me preocupé nunca por eso. A tal punto, que no tengo claro qué es escribir bien y no tengo idea si yo lo hago. Tampoco me importa.

Escribir es un oficio que se aprende escribiendo -Simone de Beauvoir

A veces le comento a las personas mi idea de que todos deberían escribir un blog o tener un espacio como este en Medium. La gran mayoría me responde que no saben sobre qué podrían llegar a escribir. Como si para poder desarrollar una idea hubiera que ser un experto en ella. Para nada.

Los temas a tratar en ese espacio pueden ser tan variados como uno lo considere. Si no saben sobre qué pueden escribir, acá les ofrezco una lista de 8 tipos entradas de las cuales pueden servirse:

  • Anécdotas personales: Todas aquellas historias que ustedes le cuentan a sus amigos y que pueden ser graciosas, emocionantes, indignantes, etc.
  • Ficción: Si sus anécdotas no son lo suficientemente interesantes o si prefieren cultivar un perfil bajo respecto de sus vidas, entonces anímense a crear sus propias historias y compártanlas con todos. Inventen mundos imaginarios con personajes que tengan las características que ustedes deseen.
  • Poesía: Una buena forma de expresar emociones y sentimientos profundos puede ser la poesía. Aquí sí puedo aceptar que escribir en versos es más difícil. Pero si ustedes lo intentan estoy seguro que con el tiempo solo pueden mejorar.
  • Opinión y crítica: Aporten sus puntos de vista respecto de algún tema en particular. Algo que les gustó, algo que no. Política, deporte, economía, ciencia, arte, etc. Todo el campo del saber humano está disponible para que ustedes opinen y critiquen.
  • Reseñas. Escribir reseñas, a diferencia de las críticas y las opiniones es que son neutrales (o lo más neutral posibles). Pueden escribir reseñas de libros, discos, conciertos, películas, obras de teatro, etc.
  • Consejos: Quizás ustedes no sean expertos en alguna materia, pero sí tienen cierta experiencia. Esto significa que están en condiciones de dar algunos consejos a otras personas. Háganlo de forma clara y si pueden conviértanlos en lista. Eso hace que atraiga a más personas.
  • Enseñanza. Explicar algo es de gran ayuda para la comunidad. Cuando ustedes enseñan, todos sus lectores se covierten en alumnos. Pero no solo eso, explicar algo es una buena manera de entender mejor lo que se explica. No hace falta dar cátedra sobre astrofísica, pueden solamente contar cómo hacer ese pastel de papa que les sale tan bien.
  • Investigación. Si les gusta recabar información, ordenarla, pensar hipótesis y probar algo, pueden hacerlo. La investigación periodística es quizás la más interesante a la hora de publicar en un medio como a los que me estoy refiriendo ya que la científica está acotada a otro medio en particular.

Y estos no son todos. Seguro se les deben ocurrir muchos más.

Recuerden que no tienen que atarse a uno de estos tipos. Puede dar consejos, enseñar, escribir cuentos, opinar y criticar, en distintos artículos o incluso, en uno solo (si se dan la suficiente maña para lograrlo).

Ahora ya no tienen excusas. ¿Qué están esperando para comenzar a escribir? ¿No saben cómo empezar? Le dejo un consejo de alguien que de esto sabe mucho.

Cuando me preguntan: ¿Cómo escribir? Siempre respondo: una palabra a la vez. -Stephen King
Like what you read? Give Alejandro De Luca a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.