clipping. — Splendor & Misery [Reseña de álbum]

¿Esclavitud interestelar? clipping. continúa empujando los límites de la música y lírica en el hip hop.

William Hutson y Jonathan Snipes son quienes construyen los densos, extravagantes y experimentales instrumentales interpolando hip hop, rock, drone, industrial y en ocasiones soul, sobre los que el rapero y cabeza del trío, Daveed Diggs, lanza versos tan complejos como memorables. clipping. es una agrupación de Los Angeles y en su nuevo álbum continúan con el estilo complicado, detallado y pesado que les caracteriza, pero a diferencia de en su primer mixtape, Midcity (2013), o en su álbum debut, CLPPNG (2014), donde los increíblemente ricos instrumentales venían acompañados de versos exaltados sin complejos y una energía abrumadora, Splendor & Misery (2016) presenta algo distinto; una historia sobre un humano que está siendo tratado como esclavo y trasladado interestelarmente como cargamento en una nave espacial. No es broma.

No es posible decir cuán magnífico es este álbum sin dar crédito a la asombrosa creatividad de Daveed, quien tras haber participado en el gran musical de Broadway, Hamilton, parece haber sido influenciado por ostentosas escenas y lo tradujo en compañía de Hutson y Snipes a una obra rica, cinemática, ostentosa y profunda. Daveed expone la trama desde el inicio, mientras rapea desde el punto de vista de una nave espacial alarmada porque un elemento (humano) del cargamento se ha librado y escapado, en The Breach.

En All Black se explica el estado del personaje, llamado Cargo 2331, detallado por la Inteligencia Artificial de la nave, quien relata cómo aquél vive sus días solo en la nave, buscando consuelo en su rap, condenado a morir en la nave. Pareciera que el álbum es sólo importante en su contexto y relato, pero Interlude 01 es grandiosa por su tenebroso y sustancioso ritmo acompañado de efectos de sonidos espaciales similares a los de On the Run de Pink Floyd, y por un momento se escucha un verso de Cargo 2331 rapeando, caminando por la nave, como menciona la canción previa. Después de darse cuenta de que es un esclavo buscado y que no puede volar para siempre, resuelve entrar en el hipersueño, hecho plasmado en la canción Wake Up con un flow súper rápido y elocuente, similar a Andre 3000 de Outkast, y acompañado de un instrumental con numerosos samples diferentes incluyendo alarmas, estática y distorsión.

Generalmente, las canciones tienen un impacto inferior si las tomamos fuera del contexto del álbum, pero hay excepciones como True Believer, donde Daveed toma como inspiración una historia de la mitología africana y alude a ella para relacionarla con otros temas; el instrumental debe de ser uno de los más elaborados en Splendor & Misery, pues evoluciona sutilmente junto con el relato de Daveed y se acomoda perfectamente a su flow. Por otro lado, el sencillo Air ’Em Out refleja el estilo presumido característico del gangsta rap con letras arrogantes y agresivas y un ritmo pesado y veloz.

Inesperadamente, clipping. introduce un hermoso tema de soul vocal: Story 5 presenta unos minuciosos arreglos de voz cantado la historia de Grace, quien vivió y murió honorosamente; un tema bastante vago, pero interesante considerando que clipping. tiene ya story y Story 2 en previos álbumes y que ésta es la quinta instalación dado que la historia del álbum ocurre alguna parte en el futuro.

El álbum termina en una nota súper experimental, con Baby Don’t Sleep mezclando sonidos sampleados, distorsionados y estática para respaldar uno de los versos más increíbles e introspectivos de Daveed, y con A Better Place presentando un instrumental triunfante y vislumbrando armoniosas rimas divididas en seis versos por un coro que lo resume todo en pocas palabras:

There must be a better place to be somebody else.

Es cierto que algunas canciones son pesadas, complicadas, nada fáciles de digerir y no tienen la cualidad impactante y memorable de un sencillo como Air ’Em Out, pero todas añaden algo vital para el concepto del álbum y el punto que quiere probar, el cual se logra gracias tanto a la meticulosidad del rapero Daveed Diggs puesta en sus rimas como en la quirúrgica producción y mezcla de Hutson y Snipes. Sólo espero que estos chicos sigan creciendo y empujando las barreras de los géneros musicales. Así, Splendor & Misery — que aparte cuentan con un título perfectamente apropiado — refleja la habilidad de clipping. para crear uno de los álbumes conceptuales más memorables en la historia del hip hop.


CALIFICACIÓN: 9

Canciones favoritas: The Breach; All Black; Interlude 01; Wake Up; True Believer; Air ’Em Out; Break the Glass; Story 5; Baby Don’t Sleep; A Better Place.
Canciones menos favoritas: Interlude 03

…pero es sólo mi opinión…


Me encantaría escuchar su opinión sobre este álbum. ¿Qué les pareció?… ¿Les gustó?… ¿Cuáles fueron SUS canciones favoritas?… Y sobre todo, ¿qué les gustaría que revisara a continuación?


Muchas gracias por leer. Si les gustó esta reseña, por favor hagan click en ese corazonsito verde de abajo. ¡Son los mejores!

TURY FRE$H