Glass Animals — How to Be a Human Being [Reseña de álbum]

Creativas letras, memorables ritmos, limpia producción, potentes vocales, influencias de todas, todas partes… ¡Y qué vibra, carnal!


Glass Animals es un grupo inglés de música electrónica conformado por el Dave Bayley, Drew McFarlane , Edmund Iwin-Singer y Joe Seaward, y este es su altamente esperado álbum después de su debut, Zaba, en 2014, el cual plasmó con densos instrumentales e ingeniosa composición lírica un muy particular y refrescante enfoque de pop, rock, R&By hip hop. El proyecto me dejó sorprendido y naturalmente he estado impaciente por escuchar lo que la agrupación lanzaría. En lo personal, Glass Animals me impactó por varias razones: primero, por su maestría al crear ritmos con base en distintos géneros y adaptarlos perfectamente a su estilo electrónico y alternativo; segundo, por su desenfrenada energía y exorbitante personalidad, que dejan desarrollar honestamente y a su vez dirigen las canciones en sentidos inesperados e interesantes; tercero y último, por su espíritu aventurero que no deja a alguna canción confundirse con otra, ya que son originales y están llenas de vida.

Life Itself abre estupendamente el álbum con gran excitación y experimentación, tomando percusión con influencias pakistaníes y haciéndolos encajar sutilmente en un instrumental cargado de distintos elementos, mientras las inquietantes letras añaden un extra de emoción a la mezcla; fácilmente podría llamarse mi canción favorita del álbum. Se extiende el increíble inicio con la segunda canción, Youth, donde Glass Animals una vez más despliega un sonido denso con etéreos y predominantes sintetizadores, un agradable coro y cuidadosa producción que altera la vibra de la canción a medida que progresa.

Sónicamente el álbum es animado, bravo e intenso, y Pork Soda es el ejemplo perfecto, donde toman como concepto el inicio del fin de una relación. Dave Bayley utiliza su bajo registro vocal, sonando misterioso y sensual para recordar momentos en los que solía reír con su pareja y el sexo era más que eso; se pregunta si lo que dice la gente sobre él perdiendo el tiempo es cierto, pero nada puede hacer contra su melancólica memoria. El ambiente se torna oscuro en Cane Shuga, ilustrando a un adicto a las drogas que no parece querer dejarlas a pesar de que su relación se estropea. El primer verso ilustra al protagonista prometiendo dejarla con tal de que su pareja no se marce; el segundo, a la otra persona cansada de su adicción y dispuesta a terminar; por último, el coro es una excelente representación del viaje producido por la “cane shuga”, mientras el acelerado y sintético ritmo encaja perfectamente con la vibra del tema.

Un momento increíblemente potente y perturbador es en Poplar St., donde se revela una obsesión que se tenía de niño con una vecina mayor. El instrumental empieza apacible y dulcemente con guitarra eléctrica y suaves vocales, pero evoluciona cada vez a un lugar más oscuro hasta llegar al devastador final. El coro, además de corto y simple, es probablemente el más memorable en el álbum, pues las vívidas vocales de Bayley se adecuan al intenso y abrasador instrumental.

Es difícil decir cuál es el momento más único o singulardel álbum, ya que cada canción es enteramente diferente de la siguiente, pero Season 2 Episode 3 se caracteriza particularmente por ser la más llevadera, pueril en cierto sentido. De nuevo se toma el concepto de una relación en problemas y se pinta la mera imagen de la holgazanería: alguien está harto de la otra persona y se lo dice abiertamente; sólo quiere ser ella misma un momento, tal vez fumar mota y comer mayonesa directamente del frasco… quién sabe…

How to Be a Human Being es completamente franco en su entrega y honesto en sus conceptos. De hecho, la portada del álbum ilustra a 11 personajes cuya imagen es basada en el ánimo de la canción, simbolizando cómo luciría la persona que la inspira. Es una propuesta muy interesante y atinada de Glass Animals, en mi opinión, quienes desde el inicio y hasta el mero final están comprometidos con su estilo poco ortodoxo, muy interesante y sumamente complejo. No quiero decir que no disfruto todas las canciones, porque en verdad lo hago; sin embargo, no todas son cautivadoras en su totalidad. Como he dicho, hay momentos increíbles dentro de cada canción; razones por las cuales las recuerdo, como el magnífico — aunque corto — solo instrumental al final de Take a Slice o la gran escritura y bonito sample de flauta de la canción Mr. Gruder de The Carpenters. Pero momentos no definen una canción y menos aún una obra completa. Habiendo dicho eso, quiero terminar simplemente invitando a todos a escuchar este fantástico álbum lleno de giros inesperados y momentos fascinantes que son tan pegajosos como interesantes… Una combinación cada vez más rara en el pop actual.


CALIFICACIÓN: 7.5

Canciones favoritas: Life Itself; Youth; Season 2 Episode 3; Pork Soda; Cane Shuga; Poplar St.
Canciones menos favoritas: Agnes.

…pero es sólo mi opinión…


Me encantaría escuchar su opinión sobre este álbum. ¿Qué les pareció?… ¿Les gustó?… ¿Cuáles fueron SUS canciones favoritas?… Y sobre todo, ¿qué les gustaría que revisara a continuación?


Muchas gracias por leer. Si les gustó esta reseña, por favor hagan click en ese corazonsito verde de abajo. ¡Son los mejores!

TURY FRE$H