Fénix

Abril 2016 /Acrílicos y tinta china

En esta obra empecé por trazar en color las siluetas que hasta ahora delineaba en tinta china de forma espontánea cuando las estaba terminando. Y con ello a iluminar en varios colores los cabellos pelirrojos. Fuera del contraste de colores plenos en los fondos (azul y rojo) de las obras anteriores, empecé a explorar la idea de usar más matices.

Fénix es una obra que habla del renacer en equilibrio. Del crecimiento, del conocimiento, de explorar, de volver a enamorarse.

Observando todo lo que la rodea, extiende con sus manos una falda de flores fuera de estación, como una primavera que llega descolocada en medio de un abril otoñal.

Las oportunidades (26 de Abril de 2016)

“Una nube va sin fin trepando por el verde jardín, dejá que te envuelva el pensamiento, 
volvé a besar tus sentimientos.” L. Aristimuño

Una sensansión intensa me recorrió el cuerpo. La ansiedad me afloró en la piel.
Me toqué el cuello, y me sonreí con paz, sostuve la runa de mi colgante con fuerza y se rompió. El hechizo había terminado, el cambio ya estaba acá.
Supe que todo mi ser, estaba en sintonía con el momento, tan aleatorio tan vibrante, como una rueda que no para de girar y cada vez lo hace con más fuerza, con más velocidad. Tantas decisiones tomadas, tantos nuevos pasos andados, muchas puertas nuevas que atravezar. No puedo frenarme ahora, tengo que seguir.
El viento me choca el pelo con violencia, el frío me lame las mejillas y entierro mi cara entre lanas.

Siempre hacia adelante, cierro los ojos y te veo, tan borroso como siempre. Tan inconstante y hermoso. Mi destino, cambiante, y mi andar ligero.

Abro los ojos nuevamente y la noche es clara, los pasos firmes, el viento furioso. Todo parece precipitarse hacia mí, y mil manos se extienden, me tocan, me estrechan. Las oportunidades que se aproximan, y como alguien susurró en mi oído, ya no hay que decirles que no. Les sonrío y las sigo, todo se vuelve más violento y frío, avanzo, las atravieso. Lo que me espere más allá de ellas, la curiosidad me contamina completa.

Solo entiendo de esto, cuando me mantengo en movimiento. Y nunca me quedo quieta: Allá voy. Otra vez.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.