La imprudencia puede ser de los dos

Esta fue una semana larga, en donde planificas muchas cosas pero las circunstancias te llevan hace otras actividades.

Suelo ser muy precavida y el haber trabajado en el área de Seguros me lleva muchas veces analizar el riesgo de las cosas o situaciones.

Venia conduciendo mi vehículo y al colocar la luz de cruce hacia la izquierda, mire por el retrovisor y me percate que se acercaba otro vehículo a exceso de velocidad. No podía cruzar porque venia adicionalmente un carro de frente, tome con fuerza el volante y me encomendé al señor y a la Virgen del Valle.

Gracias a dios el muchacho que venia conduciendo se dio cuenta a tiempo y giro el volante, pero debido a la velocidad que traía perdió el control y chocó contra un muro, montándose en la acera.

Lo bueno fue que no le sucedió nada.

Por qué digo imprudencia de los dos?

El muchacho venia a acceso de velocidad, sin cinturón y distraído, y yo al revisar mi vehículo me di cuenta que tenía uno de los bombillos de las luces de freno quemado.

La prevención es nuestro mejor aliado a la hora de evitar un accidente.

Feliz día.

Like what you read? Give Valentina Flores a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.