Union Jack and my broken heart

Que conste previamente que me siento muy identificado con el Reino Unido en general e Inglaterra en particular; de ello, he viajado ya ocho veces allí y lo que he vivido mas mi experiencia en el trato de la gente, me ha llevado a un profundo hermanamiento con Inglaterra. Por eso, la noticia de la victoria del brexit me ha destrozado. No obstante, era evidente la fuerza de esa idea, más allá de las mentiras y manipulaciones de no pocos que han enarbolado ese pendón. 
Fruto de ese cariño que tengo hacia el Reino Unido, leo casi diariamente periódicos como The Guardian o The Sun e incluso tengo alertas de la BBC, Downning Street, etc. Ahí empecé a apreciar el inicio del camino que ha desembocado en el día de hoy. Porque el brexit se venía gestando desde hace mucho antes de que se bautizara con ese triste apelativo. ¿Qué razones, pues, hay para que haya triunfado la separación con Europa cuando, al parecer, los demás europeos creemos que para ellos es un error? ¿Acaso ven algo que nosotros no vemos? Yo he dilucidado varias razones. Ojo, no es un posicionamiento, es una explicación, reflexiones propias sobre las causas, no lo que pienso acerca del tema que, si lo considero propicio, ya lo comentaré.
• El TTIP
El TTIP es el tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones. ¿Qué se esconde tras este ampuloso nombre? Pues no podríamos decir mucho puesto que es tan destructivo para los derechos de los trabajadores, que el Comité Europeo que lo negocia ha prohibido las filtraciones amenazando con fortísimas multas. Lo que sí sabemos es que el objetivo final es eliminar trabas en el comercio entre USA Y Europa. A más rasgos, permitir que las empresas que tengan capital americano, aunque sea de 1€, puedan poner en Europa las condiciones laborales americanas que son, por desgracia, más restrictivas y duras que en Europa (peores sueldos, peores condiciones, las mutuas más restrictivas, etc…)
En Europa hay una fuerte oposición a que se apruebe este tratado. Sin embargo, mucha de la inversión extranjera que nutre al Reino Unido proviene de ese país. O, dicho de otro modo, las grandes empresas británicas están frotándose las manos, y realmente lo necesitan, la aprobación del TTIP. Esas mismas empresas, que engloban incluso medios de comunicación como The Sun, ven como, siendo miembros de Europa, se verían obligados a ver cómo ese acuerdo se convierte en papel mojado con su permanencia en la Unión.
Asimismo, con el brexit, el TTIP es la tabla de salvación en caso de que la City se desconponga.
• La City y otros aspectos económicos
La City, como bien sabemos, es el centro comercial de Europa. Con el brexit, eso puede quedar destruido. De ahí la importancia que tiene el que se aferren al TTIP. Es bien sabido que la City, muy posiblemente, se desvincule del Reino Unido y halle otra localización. Por eso están ampliando el margen de desvinculación hasta que el TTIP quede aprobado. 
Como hemos visto, pues, Reino Unido trabaja más hacia Estados Unidos que a Europa. Pero la economía británica también se apoya mucho en las ex — colonias: Canadá, India, Australia, etc. Además, el trato con esos países es preferente por lo que ahora que no debe rendir cuentas a Europa, y con las vías comerciales ya fijas, Reino Unido pretende ser intermediario entre esos países y Europa, además de cobrar, y no poco, por esa mediación. Desde luego, hablamos de cantidades ingentes de dinero que, sin duda alguna, va a afectar a la economía europea, ya maltrecha por la crisis provocada por gente sin escrúpulos que no ha pagado por la devastación que ha provocado.
Así pues, queda claro, que, económicamente, el Reino Unido se ha apoyado más en países fuera de Europa que dentro. Lo que no excluye los tratos con países europeos. Lo que también queda claro es que la City podría morir en Inglaterra puesto que, entre otras cosas, no tiene sentido que el centro comercial de Europa se encuentre en un país que no forma parte de Europa.
Por último, no podemos obviar las tasas de solidaridad, impuestos y tratados con el resto de países miembros de la Unión Europea. Con una argumentación similar a la que puede usarse en el proceso independentista catalán, se fijan en las trabas, impuestos y eleyes de soberanía europea por encima de la nacional y se fijan en el dinero que salde hacia Europa, aunque cierren los ojos al dinero que de Europa fluye a Gran Bretaña.
• Social
En efecto, el efecto social es evidente, y el auge populismos egocéntricos también. El día de la votación hubo un temporal sobre el sur de Inglaterra, a priori a favor de la permanencia, que pudo evitar que alguna gente fuera a votar. Eso es cierto pero dudo que hubiera cambiado mucho en caso contrario. Quizá los límites habrían sido más exigüos pero habría ganado el brexit. Lo que es evidente es que el Norte, donde más población autóctona inglesa hay, era favorable al brexit, y el sur, más acostumbrado al mestizaje, era proclive a la permanencia.
Hace unos años, a la entrada del British Museum, vi una manifestación masiva pidiendo que el trabajo fuera sólo para ingleses. Una persona de esa manifestación me comentó que veían con preocupación que cada vez había más paro de gente nacida en Inglaterra y que muchos venían al país a aprender inglés, quedándose con esos trabajos. Yo no me postulo en esa opinión, sólo la reflejo tal cual me la dijo.
En The Guardian leí que la población más joven estaba a favor de la permanencia y los mayores con el brexit. El articulo comentaba que había mucho nacionalismo, sin llegar a racismo (que pudiera ser, o no), muy rígido en el Norte. Así pues, quizá sueñen con ese período en que Reino Unido fue la cabeza de Europa, un imperio, y pretendan volver a serlo, al menos en la Europa geográfica, frente a una juventud nacida, criada y educada en la unión con Europa. Eso no quiere decir que todos los jóvenes estén en contra del brexit ni que todo se base en un populismo de grandes titulares pero centro hueco. Es una amalgama basa en un repunte de prosperidad y el propio carácter inglés, siempre más centrado en su propia prosperidad y en su limitación fronteriza con el resto de Europa, en su orgullo como nación marcando unos límites que la Unión Europea difumina para el conjunto. No es como en España puesto que, mientras en el Reino Unido esos límites es para la reafirmación del sentimiento nacional, en España los límites es para un cierto aislamiento de Europa, un orgullo o idea mal concebida.
• Gibraltar
Gibraltar puede ser un paraíso fiscal como lo son algunas otras islas pertenecientes al Reino Unido pero con más poder de Isabel II que en la propia Inglaterra. No dudo de la importancia de Gibraltar para el Reino Unido, si bien, dadas las reclamaciones de España sobre ese territorio, le otorgamos una importancia que para los propios británicos no existe.
• Escocia, Gales e Irlanda del Norte
Tan pronto se conoció el resultado del brexit, desde Escocia se anunció que habría un nuevo referéndum de independencia. ¿Por qué si hace poco hubo uno? Porque entonces salió el no por la única razón que era que, independizarse del Reino Unido significaba la salida de Escocia de Europa. Es evidente que, con la salida del propio Reino Unido de Europa, es cuestión de tiempo que Escocia se independice del Reino Unido. Y, aunque con mucho más esfuerzo, es posible que a muy largo plazo, ocurra lo mismo en Irlanda del Norte.
• Deportes
Hago este inciso porque he visto preocupación, sobre todo, por el fútbol. En teoría, la ley Bosmann ya no podrá aplicarse a jugadores ingleses en Europa, y viceversa. Pero es posible que se llegue a algún tipo de acuerdo por las macro operaciones económicas que proporciona la Premier League.

Podríamos hablar mucho más de más factores y ampliar los aquí expuestos. No obstante, este articulo ya es de por sí muy amplio y, creo, invita a la reflexión y , si el tema te interesa (y debería puesto que Europa también se va a ver seriamente afectada por lo sucedido), a seguir investigando.
¿Mi opinión al respecto? Para mí, el brexit es una gran putada. Así, sin más. Aunque se veía venir. Es un final lógico al carácter británico y a fallos por parte de Gran Bretaña y también de Europa… pero también de sus aciertos.