Necesitamos que sepas

Si sos una persona que sufre, sufrió o va a sufrir de ataques de pánico a lo largo de su vida, te recomiendo que leas atentamente estos tips, escritos por una persona que convivió con esta patología molesta durante muchos años.

*Va a pasar. Nadie murió ni se volvió loco por un panic attack.

*Respirá profundo. En ese momento, intentar calmarnos es lo más importante. Si es preciso, pedí ayuda.

*Si te dicen que estás loco/a, alejate de esas personas. Pueden no entenderte, pero nunca juzgarte.

*Despejá tu mente, salí a caminar, hacé deporte. No hay nada más sano que mover el cuerpo porque “cuando el camión anda, las frutas se acomodan” (es un dicho bastante bobo, pero sirve).

*Empezá terapia. Sí, no te estoy jodiendo con esto. Te va a ayudar muchísimo.

Si sos de los que no tuvo ataques de pánico y nunca los va a tener (eso no significa que no sufras, el dolor se manifiesta de otras maneras), también te recomiendo leer esto para que nos entiendas y no nos juzgues.

*No te estoy mintiendo, no estoy haciendo una escena, no estoy actuando. De verdad siento que me voy a morir, que me estoy por volver loca. No bastardees lo que siento simplemente porque no me ves sangrando o no estoy lastimada físicamente. El dolor está adentro.

*¿Cómo que no podés hacer nada? Claro que sí. Ayudame, sentate conmigo y respiremos juntos. Que vos estés tranquilo, me ayuda a calmarme.

*Un vaso de agua siempre viene bien.

*Contame algo lindo y, por favor, no te vayas hasta que se me pase esta sensación.

*No me digas que estoy loca, ya estoy pasando por un momento espantoso y lo que menos necesito es agresiones. Yo tampoco entiendo por qué me siento así (luego, con terapia, lo voy a entender).

*Si no sabés qué hacer y no querés estar a mi lado porque estás asustado, andate. No todos están preparados para lidiar con una situación extraña. Te voy a saber entender.

Tuve mi primer ataque de pánico a los 9 años. Conviví con ellos hasta los 22. Sí, tuve que vivir un infierno algunas veces, pero prefiero mirar todo ese tiempo como una experiencia que me hizo aprender y madurar muchísimo. Aprendí a estar sola, a depender de mí y a quererme. Sobre todo a quererme como soy, así de defectuosa e imperfecta, pero única. Entonces, si te pasa, pasó o va a pasar, o si tenés algún conocido, amigo o familiar que esté atravesando esta situación, ya sabés. No dura para siempre y se puede tratar.

Tomo una definición que me sirve bastante para ejemplificar y comento algunos puntos. Con ella termino.
 El ataque de pánico es una reacción de ansiedad muy intensa (es nuestra manera de enfrentar el estrés), acompañada de la sensación de falta de capacidad para controlar esta reacción (la autoestima nos falla un poco), e incluso la convicción de que uno puede llegar a morir en ese momento (por la cantidad de adrenalina que tenemos dando vuelta en ese momento en el cuerpo). Esta crisis de ansiedad puede producirse en diferentes situaciones las cuales tenderán a evitarse posteriormente (pero vas a volver a tener una vida plena, esto se supera).

Sí, es miedo. Es un trastorno. No estamos locos. Se puede superar. Ayudanos. No nos juzgues. A todos nos puede pasar.