Una hora

¿Cuantas cosas pueden pasar en una hora?, muchas, millares y eso si tenemos en cuenta sólo este pequeño lugar en el que vivo, si, en cambio, nos centramos en el mundo, una hora es suficiente para cambiar la vida de millares de personas.

Todas las posibilidades que contiene esa hora, cuantas risas, cuantos amores, desamores, cuandos segundos, cuantas opciones, posibilidades, elecciones, estoy segura de afirma que una hora es equivalente a una eternidad, en una hora puede suceder algo, cualquier cosa, que cambie tu vida, en una hora puedes encontrar algo que andabas buscando y que nuna llegó, una hora es suficiente para sacudir y dar vuelta tu mundo.

¿Por qué escribo esto?, en una hora tengo que entergar un trabajo de filosofia, sobre Platón, yo creo que la filosofia es algo que no se debe corregir, si bien una puede saber o no cuando nació y cuando murió Platón, no se tiene que tener en cuenta el uso o el lugar en donde esta, al fin de cuentas cada uno de nosotros tiene su propia filosofia. En fin, en una hora pueden pasara muchas cosas, millones y preguntarse sobre ellos puede que sea filosofia pero me gusta creer que es la naturaleza.

Hay quienes dicen que las cosas están escritas, que todo lo que sucede en este momento ya se sabía, que el que yo este escribiendo y vos leyendo ya estaba predicho, que tanto tu futuro como el mio estan plasmados en papel, supongo, en un libro muy grande ¿y dónde esta ese libro que contiene, sin saber, todas las desventuras y aventuras que una persona puede vivir?, no tengo idea, yo sé que, si ese libro apareciera justo delante de mi, abierta una página con mi nombre como título lo cerraría, no lo leería porque simplemente le quitaria vida a la vida.

Y la vida es otra cuestión más allá de lo que veo, sinceramente no me interesa qué es, ni cual es su función, yo creo que uno tiene que hacer lo quiera, seguir sus propias reglas, todo lo necesario para que uno justo antes de morir pueda gritar ¡yo vivi!, tal vez yo lo grité también si es que no me quedo sin aliento antes. En fin, todo estas palabras nacieron de una hora, ¿y de dónde nació esa hora?, si mis conocimientos no me fallan fueron los egipcios quienes delimitaron todo en horas, ¿deberiamos agradecerles o no?, pero la hora sobre la que escribo no es esa, es una hora que me carcome por dentro, si yo hubiera estado acá hace una hora aprox te hubiera encontrado, y eso me llevo a pensar en todo lo que pasa en una hora. En que otra persona en todo el mundo estaba pensando lo mismo que yo.

A veces me gusta pararme en medio de una calle y cerrar los ojos, imaginar cuantas personas a los largo, ancho y medio del mundo están haciendo lo mismo que yo, cuantas otras personas estan llorando por primera vez, cuantas están muriendo, cuantas riendo, cuantas agonizando,, cuantas escribiendo, cuantas sonriendo, cuantas posibilidades caben en una hora. ¿Es posible concentrar toda la vida de una persona en una hora, todos sus deseos en una hora, todas sus alegrias en una hora, y porque no tristezas también? Yo creo que no, una hora puede ser una eternidad pero visto desde esta otra forma es muy poco, no me imagino todas las alegrias de una persona reducidas a una hora, si puede ser las más importantes, pero que todas las sonrisas de una vida quepan en una hora, espero que no se pueda.

La mayoria de todas las cosas, sino todas, están sujetas a un límite de tiempo, incluso nosotros mismos, nacimos a determinada hora, viviremos durante determinadas horas (muchas), y moriremos a una determinada hora. Al fin de cuentas somos producto del pasado de nuestros padres, y el presente que vivimos ahora determinara nuestro futuro y el de nuestra familia. Piensalo, lo que hicieron tus padre contribuyo a construir lo que ahora vives, y lo que sea que estes haciendo ahora repercutira en un futuro, el presente es simplemente lo que queda del pasado y la construcción del futuro.

El tiempo no es algo con lo que jugar pero hay algo que le pasa po adelante y dice “ole que no me atrapas” y esos son los recuerdos. Diría que también amor es algo que se le escapa pero no quiero caer es eso porque nunca terminaría, son muchas preguntas. En fin, los recuerdos son pasado pero a menudo vienen al presente y se quedan un rato, lo que dura caliente una pava para mate en invierno o en verano, dependiendo de que tanto quiera uno que ese recuerdo se quede. Todos los recuerdos son pasado, pero no están sujetos al tiempo, si el hecho concreto pero si nos referimos a eso deja de ser recuerdo, memoria ¿y que es entonces un recuerdo?, esa pregunta ahora es un recuerdo, el parrafo anterior también, todo lo que hice ayer y hoy en la mañana, todo los pasado es un recuerdo, guardado en la memoria, los que te golpean más fuerte se quedan mientras que los otros se van. Y esos que te golpean fuerte no se quedan en el pasado, le escapan al inspector del tiempo y llegan a nosotros, ya sea para golpearnos otra vez o para que lo intenten y no puedan. Hay cosas que simpre se recuerdan y otras que se olvidan, como cuando estas hablando y se te olvida una palabra, pero despues vuelve, ningún recuerdo muere por decirlo así, sólo se esconde y espera a que lo encuentres por tal o cual motivo.

Los recuerdos son los rebeldes en esta ecuación, la parte que no se deja encasillar, puedo decir de cuando es ese recuerdo y será del pasado pero también del presente cuando lo recuerde. Las horas no los alcanzan, estaré loca pero creo que si quitamos el orden de todas formas existiría un orden, por más pequeño que sea, si en tu ciudad de repente todos los semaforos se convierten en árboles, si hay desastre al principio pero luego saldrá en orden, empieza con un auto que deja pasar a uno, le sigue otro y, de a poco o por mínimo que sea, el orden está. Dentro del caos hay orden y dentro del orden hay caos, nunca nada puede estar ordenado a la perfección, siempre hay una mechón de cabello que se resisite al gel. ¿Y si quitaramos las horas, habría orden?

Pasa un colibrí pero la ventana, en lo que él o ella vuelan, el tiempo que tardan en ir de un lugar a otro yo recien escribi dos palabras, mi tiempo y su tiempo varian, en una hora él puede estar muerto y yo habré gastado una hora solamente, ¿adónde quiero llegar?, ¿cuantas palabrás tuyas podría yo escuchar en una hora?, cuantas sonrisas podría sacarte en una hora, cuantos besos saborearía, cuantas palabras leería, cuantos pestañeos de tus ojos brillantes, cuantos movimientos de tus manos, cuantos latidos llegaría a escuchar, cuantas respiraciones…

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.