Sí, Caruso Lombardi es el espíritu de la pretemporada.

Humo, o no tanto.

La pretemporada de las ligas de fútbol de todo el mundo es conocida también de manera humorística (o no tanto) como temporada de humo. Durante la misma, hinchas, empresarios, jugadores, periodistas, dirigentes y taxistas (sí, los taxistas en calidad de todo lo anterior) elucubran cifras, hablan con propiedad de cláusulas contractuales, discuten en emisoras, bares, canales, aulas y oficinas sobre renovación de contratos, mercenarios que se van al rival eterno, desconocidos irrelevantes que llegan al equipo propio, los que se van por la puerta de atrás y algunas veces, los que jamás quisiera el hincha que se fueran pero huyen al son de unos petrodólares, o emigran a China, que aparentemente es la nueva meca del dinero futbolístico.

Realicé un análisis somero y rápido (realmente me consumió apenas hora y media, utilizando fuentes como Transfermarkt, Soccerway y Goal.com) para relevar los jugadores contratados por seis clubes, con especial interés en evaluar los refuerzos o contrataciones de Millonarios FC.

Dejo de lado para este análisis preguntas como: ¿cuál es la edad ideal para un refuerzo? ¿deben juzgarse con el mismo criterio posiciones ofensivas y defensivas?

Como dato de color, observé que Deportivo Cali tiende a presentar como “refuerzos” ante la prensa a jugadores que ascienden de la cantera. Otros clubes, como Santa Fe, presentan como refuerzos a jugadores que vuelven de otro club. Los jugadores promovidos de divisiones inferiores no fueron tenidos en cuenta para el presente análisis. Las apariciones en selección se contaron teniendo en cuenta todas las categorías.

Es muy interesante observar que teniendo en cuenta los datos numéricos, las contrataciones con mayor continuidad durante el año anterior (temporada 2016 o 2015–16, dependiendo de la liga de donde provengan), es justamente Millonarios. En el ítem de partidos jugados 2016 el promedio de Millonarios es igualado por América, con la salvedad de que Millonarios presentó nueve nuevas caras y América solamente tres.

No ha habido hasta ahora contrataciones que rompan el mercado local de pases, pero sí dos datos muy interesantes en cuanto a atacantes: Damir Ceter, contratado por Santa Fe proveniente del Quindío ostenta un promedio de 0,56 (en 25 partidos) y Robinson Aponzá, de Junior y proveniente del fútbol peruano, viene de ser goleador justificadísimo con un promedio de 0,79 en 38 juegos. Si a los números hacemos caso, ese es el mejor refuerzo en calidad ofensiva del FPC. En comparación, un artillero comprobado como Dayro Moreno tiene como promedio 0,49, nada mal para la liga mexicana pero que palidece frente al récord del Gancho Aponzá en tierras incas.

En conclusión rápida: los refuerzos de Millonarios no son malos, son correctos si se enmarcan en un proyecto deportivo coherente con las ideas futbolísticas del DT Miguel Ángel Russo. Los de Santa Fe son los más jóvenes en comparación, pero también tienen el segundo menor promedio de partidos jugados en la temporada anterior, detrás de… Nacional, que incorporó al refuerzo más añejo de la temporada: con 35 años vuelve y juega Aldo Leao Ramírez.

Los datos están abiertos para ser complementados.

Like what you read? Give Andrés Cortés a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.