EM-PODER-ARTE

Que te use como excusa para escribir no quiere decir necesariamente que seas una parte importante en mi vida ni que lo hayas sido.

Estoy reflexionando afuera del water acá, no viene a nada en particular, sólo que, para aquéllos que tomen demasiado literal mis palabras, comunico que, no deberían hacerlo.

Es un arte más, un artificio más, una manera, y muy hermosa por cierto, de hurgar en mí misma, en otras personas y en mi relación con ellas y con la realidad, y por sobre todas las cosas, de crear.

Así que, si en un texto escribo:

“Sin morir en el todo, luz de luciérnaga o de estrella fugaz, volvé. No sabés cómo preciso de tu luz de luciérnaga. Esa luz que nadie quiere porque no ilumina Torres Eiffeles de amores infieles. Fines de semana, fines de película. Fines hacia tu boca, fines hacia tu risa, tu sonrisa sin risa. Todo vive y muere ahí, en esa luz de luciérnaga de tu sonrisa…”

No quiere decir nada más que eso. Nada más que eso. Mis crisis son excusas, catapultas que uso para juntar palabras, unirlas y que entre ellas se amen, con un amor como ningún otro en el mundo.

¿A qué voy con esto?
A que no me como ninguna. Aprendí que mis relaciones con los hombres, son de alguna manera, muy particulares, como mínimo :P. Y que algún provecho les tengo que sacar.

Yo, lamentablemente, o felizmente (ya no sé) tengo mis picos de productividad, pero más que nada de creación e inspiración durante las crisis. Ahí está toda la mierda, recién hechita y tibia para amazarla y hacer casitas de barro caca y poder refugiarme en ellas cuando no aguanto más el estiércol de la gente ni del mundo.

Así que no me vean como una víctima, en todo caso, yo soy la cazadora, véanme como si fuera el gato de Shrek que pone los ojitos grandotes, llorosos y brillantes pero en realidad tiene las garritas sacadas para afuera, todo el tiempo. ¡ALWAYS!

Mujeres de mi vida, las que están cerca, las que están lejos, las que están, las que están más o menos, les digo que, ellos precisan más de nosotras que nosotras de ellos.

Las quiero.