Tour por los puentes colgantes.

Aventura en Monteverde.

Por qué decimos que es el corazón verde de Costa Rica.

Monteverde fue el primer lugar que visité desde que vivo en Costa Rica y hasta ahora ningún otro me ha traído tantas emociones juntas. Como cuando la serenidad del bosque lluvioso es interrumpida por el chillido de un cable de acero en contacto con el arnés de una persona cruzando por encima de las copas de los árboles a toda velocidad.

Pero la pregunta es por qué decidimos darle el nombre de corazón verde de Costa Rica y la respuesta es muy simple:

En mi estadía en Monteverde vi más variedad de animales e insectos que en el resto de mis viajes juntos. Visitar la reserva ecológica de la familia Upe fue clave, ya que apenas poniendo un pié en el lugar unos 15 monos me dieron la bienvenida saltando de un árbol a otro.

Al entrar a la casa pude ver como una pequeña ardilla se recuperaba de una gran caída, sentada a la mesa con el resto de la familia.

El pájaro campana fue otra de las especies que más me impresionaron, su canto es fabuloso y tiene un sonido metálico fácil de confundir con el de una máquina. Entre ellos, otros cientos de animales me recordaron a cada paso que sólo era un invitado en su territorio, una lección que cualquiera que visite el lugar debe aprender.

Monteverde es un ejemplo de que la convivencia entre hombre y naturaleza es una maravilla digna de imitarse en todas partes del mundo. Una de las claves para alcanzar esa convivencia es la forma en la que el hombre se adentró en el bosque: Respetando los espacios.

El recorrido por los puentes colgantes permite apreciar esto, uno puede caminar sobre el bosque, y con un poco de paciencia, ver lo que pasa en su interior sin alterar su normal funcionamiento. Pero si caminar a 60 metros de altura sobre el bosque no es suficiente adrenalina para vos, podés elegir volar a toda velocidad colgado de una serie de cables. Quizás esta sensación sea lo más parecido a lo que vive un pájaro cuando sobre vuela el bosque, mirando toda su extención y viendo como esa masa verde late llena de vida en su interior.

Canopy entre los árboles

Si vos también querés vivir esta experiencia hace click aquí.

Andrés Bergero — Marketing, Upe Places.