Hatufim vs Homeland

Difícil superar al original

Columna emitida en Radio Jai Fm 96.3 (Escuchar Audio de la Columna )

En el año 2012, el periódico inglés The Guardian título a una de sus notas acerca de la serie israelí Hatufim “Por qué el original es siempre el mejor”.

Ante el inminente éxito a lo largo del globo de la serie americana “homeland”, pocos saben que la versión americana es el remake de una gran serie israelí, la cual para muchos críticos especializados y el autor de esta nota, la supera altamente.

Lo bueno es que Hatufim puede accederse online, de manera gratuita, y subtitulada en castellano.

Argumentos principales

Hatufim, prisioneros de guerra, fue estrenada en Israel en el año 2010. Creada por el prestigioso israelí Gideon Raff la serie conmocionó a la sociedad Israelí con una trama potencialmente muy real, 3 prisioneros habían sido secuestrado 17 años atras, dos lograban ser intercambiados con vida y uno volvía en un ataúd.

Cuando la serie se estrenó, Gilad Shalit aún permanecía secuestrado por Hamas y ante un futuro incierto. Hatufim planteaba un argumento muy creíble y tristemente cotidiano para Israel.

Homeland fue estrenada un año después en los Estados Unidos. El argumento es que el Soldado Nicholas Brody, quien se creía muerto desde 2003, es rescatado y regresa como todo un héroe de guerra.

Similitudes y diferencias

Ambas series ponen el eje en el retorno de soldados secuestrados, en las formas que opera el terrorismo islámico y en la pregunta central de si un soldado occidental puede sufrir un “lavado de cerebro” luego de varios años de convivir con el enemigo terrorista y poner en riesgo la seguridad de su país.

En las diferencias entre ambas series pueden quizás observarse importantes diferencias entre la sociedad israelí y la norteamericana.

En Hatufim podemos observar una profundidad y un detalle psicológico de cada uno de los personajes sumamente destacables. ¿Cómo es volver a la vida cotidiana luego de 17 años de cautiverio donde los protagonistas no pudieron conocer lo que es Internet, los smart phones y cómo cambió el mundo en ese tiempo? ¿Como se puede volver a re intregrarse con la familia luego de tanto abismo?

Nimrod Klein fue secuestrado y no pudo ver crecer a sus hijos. El es su padre y a su vez es un gran desconocido para ellos. Su mujer pasó años peleando por su regreso, y ahora que Nimrod regresa, ¿como volver a reconectarse con el?

Uri tendrá que enfrentar otra realidad más cruel aún. Su novia, su gran amor, creyendo que él había muerto, termina por casarse y formando familia con su hermano.

Cada uno de ellos no solo tendrá que enfrentar estas nuevas realidades, si no lidiar cotidianamente con cada uno de los traumas de la tortura y el cautiverio.

Hatufim no le escapa a ninguna de estas situaciones. Presenta en una profundidad majestuosa las dificultades de Nimrod y Uri. Presenta la complejidad de una sociedad israelí que por un lado, se siente feliz por recibirlos vivos en casa, y a su vez otra parte de la sociedad que se pregunta cuál fue el costo para negociarlos de vuelta.

El contexto geopolítico estará siempre presente. También los recuerdos de lo que sucedió en el cautiverio, la estrategia de los grupos terroristas y la tan compleja situación en el Medio Oriente. Pero nada de esto sacará de eje todos los diversos matices de lo que díficil que es para Nimrod y Uri haber regresado a casa, volver con sus seres queridos y lidiar con un Israel que cambió sin que ellos se den cuenta. Ese Israel con todos sus colores y dilemas es el que de manera maravillosa y hasta incómoda se presenta en Hatufim.

Homeland, en cambio, seguirá un modelo diferente. Uno más cercano al de las series americanas. En cada capítulo habrá un ritmo mucho más vertiginoso, la amenaza terrorista se reflejará en una gran adrenalina y acción; y por último no faltará sexo ni amor.

El protagonista de la serie será Nicholas Brody quien regresará directamente como un héroe de guerra. Mientras que en Hatufim, los soldados antes de regresar con sus familias serán sometidos a varios días de diversas pruebas de seguridad para entender qué les pasó; en Homeland Brody será automáticamente recibido por todos. Hasta inmediatamente se pelearán demócratas y republicanos por sumarlo a una carrera política en sus partidos. Se verán en Brody algunos pequeños traumas de lo que fue su cautiverio, pero parecerá poder integrarse muy rápidamente con su familia. Tendremos velocidad, adrenalina y acción, pero ninguna profundidad psicológica en los personajes como podemos observar en Hatufim.

La gran co protagonista de la serie será Carrie, agente de la CIA, que sospecha de Brody. Se pregunta si fue casual su regreso y si responde a su país o a sus antiguos captores.

La sociedad norteamericana no parecía tener conocimiento de Brody, hasta que regresa vivo. Mientras que en Hatufim la sociedad israelí tenía muy presente a cada uno de los secuestrados, por quienes insistía una y otra vez que se negocie su liberación.

Y al mismo tiempo que los estadounidenses no conocían a Brody, una vez que lo conocieron pasa a ser el soldado perfecto, ideal para ingresar a representarlos.

La trama será intensa y llena de vaivenes. Para los amantes de la acción y de las tramas políticas, disfrutarán claramente de Homeland. Pero a mi entender no se alcanza lo más interesante que nos presenta Hatufim: la profundidad de la trama, de los personajes, los dilemas de la sociedad israelí y a su vez la intriga de la geopolítica en el Medio Oriente, donde nadie es quien parece, y donde hay que tomar decisiones muy difíciles y controversiales.

Los invito a sacar sus propias conclusiones con dos excelentes series. Homeland esta disponible en Netflix, mientras que desde el blog tvisraelí subtitulada puede verse Hatufim con subtítulos en castellano y de manera gratuita.

http://tvisraelisubtitulada.blogspot.com.ar/2012/06/hatufim-secuestrados-temporada-1.html

Por último, mi advertencia: Ambas series pueden generar mucha adicción.

A disfrutarlas.

Like what you read? Give Uriel Aiskovich a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.