La libertad es un camino

Comentario Shabat HaGadol- Parashat Tzav.

¿Qué tiene de diferente este Shabat denominado Shabat HaGado l(Grande) con cualquier otro Shabat del año?

La misma pregunta ya nos acerca al Ma nishtaná de Pesaj donde nos preguntamos por qué esta noche es diferente a las otras noches. Y precisamente, este Shabat, no es cualquier Shabat, porque es el Shabat previo a Pesaj.

Si Pesaj simboliza la libertad, Shabat Hagadol nos enseña que la libertad no se obtiene haciendo doble click. La libertad es un proceso que requiere de coraje, tiempo y persistencia. De la misma manera que previo a Pesaj quitamos todo el Jametz que puede haber en nuestro hogar, como forma de ir desinflando nuestro ego; en el Shabat Hagadol nos preparamos para que la salida de Egipto no sea un mero acontecimiento sino un cambio profundo y verdadero.

El Shabat HaGadol es la oportunidad de madurar el significado que la libertad tiene. De entender que salir de Egipto no alcanza para que nos liberen, sino que depende del camino que estamos nosotros dispuestos a recorrer y valorar.

Año tras año tenemos Pesaj y año tras año tenemos Shabat HaGadol. Eso significa que también en cada año, nos llenamos de Egiptos y sometimientos. De mandatos que nos esclavizan y someten. De problemas que en vez de resolver nos atan. De preocupaciones que nada nos ayudan a ser libres. En cada año, y aún en cada día, podemos liberarnos de todo eso. Quizás no con la misma velocidad y vértigo con que vivimos nuestros tiempos. De a poco, con valentía y coraje. Pero en última instancia habremos de preguntarnos también, una vez que salgamos de todo estos Egiptos; ¿Qué haremos con nuestra libertad, qué sentido le daremos, dónde nos encontraremos?

Por evitar responder esta pregunta muchos evitan también ser libres. Desde nuestra tradición podemos aprender a valorar las preguntas aunque tarden más en llegar las respuestas. La libertad implica saber convivir con las preguntas aunque no todas podamos responderlas inmediatamente. Prepararnos para dejar tanto jametz primero, y luego dar lugar a lo nuevo en nuestras vidas.

Libertad es también dejar atrás, renovarse y animarse a la incertidumbre.