Carta #2 al Señor Nayib Bukele

Hola Nayib,

Creo que mi carta anterior llego muy tarde y decidiste no esperar, ahora, ya sos candidato a la presidencia de la república por el partido GANA, curioso verdad, ese es el partido al que vos, en su momento dijiste que JAMAS NUNCA ibas a pertenecer y mira que fácil se te volteo la tortilla, por el puro capricho como dicen.

Para serte súper sincera no he podido ver de primera mano, las entrevistas que te han hecho, he escuchado y visto fragmentos de las mismas, nada más, la razón: porque me da vergüenza y pena ajena escucharte pajarito, podrás tener todo el dinero del mundo pero la coherencia, la humildad y la seriedad no es lo tuyo, respondes a todo con altanería, el 95% de las veces respondes cosas que no se te están preguntando, te vas por la tangente y al final, como repito no contestas nada, para todo tenes una risa irónica, te burlas con un gran tacto de tus entrevistadores porque tenes un síndrome de superioridad increíble, pero bueno, ya no me desvío del tema.

Nayib, como te escribía en mi carta anterior, El Salvador necesita muchísimo mas que calles reparadas y alumbradas, más que mercados y bibliotecas nuevas, más que retos majaderos con un locutor popular, nuestro país necesita realmente un presidente que se preocupe por su pueblo, que tenga empatía con los problemas que sufren, no es justo Nayib que vos a estas altura no digas / expongas que pretendes hacer en temas de: seguridad, educación, salud, con la excusa que aun “están trabajando en ello” y están recabando “ideas” que el pueblo propone en su sitio web. Nayib, si vos y tus secuaces tuvieran de verdad una remota idea de cómo sacar adelante este país, que como ya te lo dije en la carta anterior, esta tan sangrado, tan golpeado por tanta violencia y tan empobrecido por la falta de oportunidades, convencieras incluso, a más personas que te respalden y voten por vos, pero, a estas alturas yo sigo escéptica, para mi sigue siendo por ambición de poder y capricho que quieres ser presidente, lo creo mucho más desde el momento que decidiste unirte al partido GANA

Nayib, ya tuvimos a dos bachilleres como presidentes, el actual, que nos ha hecho pasar tantas vergüenzas a nivel nacional e internacional y otro que está preso por corrupto, un tercero que podrías ser vos, no creo que sea lo ideal, ni ahorita, ni nunca, vos hablas de las enseñanzas que te dio tu padre, pero esas enseñanzas no son suficiente, vos mismo has dicho que no es tu culpa haber nacido en cuna de oro, jamás te ha tocado echar “riata” estudiando y trabajando al mismo tiempo, nunca estuviste sin comer 2 días por la angustia de saber si ibas a pasar o no una materia, no sabes lo que es desvelarte estudiando por un parcial y llegar clareado, nunca lloraste porque te falto 0.10 para pasar química orgánica, no sabes la satisfacción que se siente, recibir tu título, voltear a ver a los presentes en el acto de graduación, buscar a tus papas y decirles ¡LO LOGRE! En mi caso, de los momentos más significativos de mi vida. Que tristeza me da pensar que teniéndolo todo decidiste dejar tus estudios, te imaginas cuantos jóvenes tuvieron que dejar la universidad por falta de recursos y vos, con los dos bolsillos llenos preferiste el camino fácil, yo no quiero un presidente así y quisiera que la gente que te cree líder se fijara en eso también, digo, te creen, porque eso de líder fue auto-proclamación.

Nunca te ha costado nada en esta vida Nayib, y espero que llegar a ser presidente no sea lo siguiente que conseguís sin hacer el mínimo esfuerzo, a lo mucho, lo que tenes te ha costado un por favor y un gracias.

Nelson Mandela dijo: La educación es el arma más poderosa que puedas usar para cambiar el mundo y vos, ni tenes educación académica o intelectual y muy poca educación en valores, así que no creo que tengas la capacidad para cambiar los 21,041 kilómetros cuadrados del país en que habitamos.