Mis estrategias básicas para perder el miedo a destacar como profesional

Hay un dicho que dice "Ser un profesional no es tener un título, ser un profesional quiere decir que sabes lo que tienes que hacer. Esto lo he comprendido con el paso de los años y las experiencias laborales que he ido acumulando.

En este momento nos encontramos en un mundo que se ha vuelto bastante competitivo en cuanto a la gran cantidad de profesionales que buscan dar a conocer lo que hacen y así poder captar la audiencia de un nicho de mercado en especifico para ellos.

El problema es que al ser muchos los que competimos por la atención de nuestras audiencias, lo normal, es asustarnos. Ya que no estamos acostumbrados a tal nivel de presión que cuando la mayoría lo llega a intentar se da por vencido a la mitad del camino y termina por reincorporarse hacia una tendencia donde no se presentes ningún tipo de esfuerzos. Esto se llama, la famosa "zona de confort".

Esto me pasó a mi durante algún tiempo, en el que estaba entre la indecisión de documentar mi crecimiento personal y profesional o seguir por ese camino seguro. Lo que hice para remediar esta situación fue empezar a contactar a otras personas que buscaban esos mismos objetivos que yo. Para lograrlo usé la tecnología a mi favor, una vez que los contacté empecé a emular lo que hacen. Compartir es la base de todo.

Este año empecé a cambiar malos hábitos que tenía para poder optimizar mi productividad además de que he dominado nuevos conocimientos que he incorporado a mi marca personal para poder ampliar el impacto que dejo en las personas. Me he incorporado a comunidades de alto desempeño donde he tenido la oportunidad de charlar con personas que pasaron por estos mismos problemas y he seguido al pie de la letra sus consejos para poder dominar el miedo a darme a conocer, que se conozca mi perfil profesional y sobre todo que pueda ayudar a otros a superarse como he sido ayudado yo.

Todo es tan simple como darnos cuenta que nos estamos ahogando en un vaso de agua. Si nuestro entorno no nos da ese push para salir de esa zona de confort, no es culpa de tu entorno es culpa tuya porque te quieres aferrar a un lugar donde no se puede. Es como si quisieras llegar a un estadio donde se está jugando un partido de soccer y quieres hablar de béisbol.

Seamos profesionales en toda la extensión de la palabra y si el entorno no se presta ten la audacia necesaria para crear tu entorno. Sólo así perderás el miedo a destacar como profesional.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.