Lo que el referéndum se llevó

Anna Peña i Aso
Sep 29, 2016 · 3 min read
Tweet del PSOE de Castilla la Mancha (luego eliminado)

Ayer la guerra soterrada que arrastraba el PSOE desde hace meses (años, décadas) explotó con toda la virulencia llenando titulares, rozando el paroxismo y haciendo las delicias de tertulianos en activo y otros rescatados de las catacumbas (incluso las del Estado) para sumarse a la fiesta.

El detonante de esta guerra, disfrazada de una cuestión estatutaria cuando los estatutos de los partidos raramente están concebidos para el conflicto, se produjo hace varios años, pero no lo sabían, o no lo querían ver.

El ex Oasis Catalán

Nunca una sola palabra, “REFERÉNDUM”, había puesto en jaque la estructura política española de esta manera. Pero, antes, ya había alterado irreversiblemente otro ecosistema político cercano y lejano al mismo tiempo: Catalunya.

El anuncio de Artur Mas, después de las elecciones de 2012, de convocar un referéndum puso el derecho a decidir en el centro del debate político. El oasis catalán caminaba hacia el olvido y el reposicionamiento de los partidos trajo cambios profundos. El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) sufrió diferentes escisiones (Més, Avancem, Nova Esquerra Catalana, Socialisme Catalunya i Llibertat) todas ellas favorables al derecho a decidir y que ahora orbitan alrededor de Esquerra Republicana o incluso de Junts pel Sí, mientras el PSC se mantenia en una posición contraria al referéndum. Por su parte el Status Quo de CIU, uno de los matrimonios políticos españoles de referencia, también sufriría la ruptura con el reposicionamento de CDC a favor de la independencia: UDC abandonaría la coalición (con una nueva escisión Demócrates, también favorables a la independencia) y perdería toda su representación institucional acabando con la figura de Duran i Lleida.

Y de Catalunya a España

Pero el terremoto siguió. Elecciones del 20D. Si mayorías claras para ninguna formación Pedro Sánchez, primer secretario general del PSOE escogido por todos los militantes, intenta la formación de un gobierno alternativo al PP pra evitar abstenerse a un gobierno del PP. Choca con la palabra maldita: referèndum. Esquerra Republicana y El Partit Demócrata Catalá (antes Convergencia y sin nombre definitivo) immersos en pleno proceso de desconexión de España, según su hoja de ruta aprobada por la mayoría del Parlament de Catalunya, ponen como condición indispensable el referéndum para formar gobierno. El PSOE no cede y se repiten las elecciones.

El 26-J trae pocos cambios y el esquema se reproduce. Referéndum y pacto con los independentistas, abstención al PP, o terceras elecciones que nadie quiere. Estando de acuerdo en evitar las elecciones, el PSOE se divide entre el gobierno alternativo y la abstención al PP. Pero el referéndum sigue encima de la mesa. Pedro Sánchez mantiene su “no és no” a dejar gobernar al Partido Popular y se desencadena la tormenta perfecta.

El PSOE ya recortó el Estatuto de Cataluña en 2006 con aquél célebre “cepillado” de Alfonso Guerra acabando de facto con el federalismo impiendo la definición de Catalunya como nación en el texto . Ahora, una de sus partes, quiere evitar a toda costa cualquier acuerdo con unos partidos (Esquerra y PDC) ya abiertamente independentistas, conscientes que una hipotética independencia rompería “el pacto del 78” sobre el cuál se apoya toda la arquitectura institucional de la España que conocemos.

Pero mientras Ferraz sigue en llamas, ayer en el Parlament de Catalunya, Carles Puigdemont se sometía a la Cuestión de Confianza sobre su gobierno. Y la conclusión fue “o referéndum o referéndum”.

Anna Peña i Aso

Written by

València (1986). Periodista. Fent (-me) preguntes. Buscant respostes. Resident a les xarxes socials. Sempre amb la ironia a mà.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade