La Venezuela del ayer y hoy.

En 1935, luego de la muerte del presidente Juan Vicente Gómez, se movilizan las fuerzas democráticas y los siguientes gobiernos hacen posible la existencia de los partidos. Inician un proyecto modernizador que busca variar la economía de ese entonces, la salud, plan de obras e impulsar la educación. Un año antes del derrocamiento de Rómulo Gallegos se hicieron por primera vez las elecciones por todo secreto, directo e universal; por un estado de acción democrático Gallego resulto electo como Presidente de Venezuela, por un total del 74% de la población venezolana bajo el voto secreto, directo e universal.

En diciembre a finales del año comienzan los rumores de un supuesto golpe de Estado y las persona buscan obligar a Gallegos de que no gobernara bajo un solo partido; par esa época se vivía un odia entre acción democrática y quienes se oponían. Venezuela en ese entonces quedo divida en dos ideales políticos. Una de las grandes causas de la caída de Gallegos fue la discordia entre civiles políticos y militares.

Después de haber apresado al presidente Gallegos los militares quedaron bajo el mando de Venezuela, a pesar de lo ocurrido el pueblo no asumía la gravedad del asunto. Este grupo militar estaba integrado por el militar Carlos Delgado, Luis Felipe Llovera Páez y el teniente coronel Marcos Pérez Jiménez al que veían como el jefe del alto mando militar, y son quienes quedaron bajo el control del gobierno venezolano ya que el dicho gobierno quedo sin político presidencial.

A diferencia de hoy en día el pueblo venezolano en esta época podía disfrutar de sus navidades, carnavales y fiestas tradicionales con plena seguridad. Sin embargo, llega un momento en el que los venezolanos tuvieron que bajar la voz ya que, el gobierno militar impuso un régimen de censura donde toda la información estaba bajo control del gobierno. Todo periodista o jefe de prensa, estaba en la obligación de recoger toda la información que al gobierno le convenía que se supiera, sin mostrar la realidad del país.

A un tiempo de seguir con el control militar, se hicieron elecciones democráticas y los partidos políticos legales están atentos a las mismas pero se manejan con cuidado. Siendo Venezuela el primer país con mayor exportación de petróleo en el mundo, tenían suficiente recursos que para los siguientes gobernantes no tuviesen problema alguno para sus proyectos a realizar.

La junta militar busca modernizar el país, con obras como la autopista CARACAS-LA GUIARA, el teleférico del Ávila, el hotel Humboldt, la torre simón bolívar, entre otras. Al año del gobierno, la junta militar mostro una imagen segura, pero sin embargo hay tensión. La buena parte del testamento militar no les inspira confianza el nuevo presidente, Carlos Delgado es un militar similado con ideas avanzadas y de buena familia, comentaban que buscaba ser presidente electo. Por otro lado Marcos Pérez Jiménez se aprovechaba del aprecio de los oficialistas, es respetado y los representa a cabalidad, un verdadero “militar de carreras”.

En 1950 Venezuela ocupa 5 millones de habitantes y aunque la mitad vivían en zonas rurales, siendo personas sin oportunidad de estudios siendo analfabetas, no era lo que se entendía por un país agrícola. A las figuras políticas las fueran apresando poco a poco, por medio de las diferentes protestas que hacían y eran enviados a una cárcel que quedaba a las afuera de Caracas, en una isla donde eran castigados con estrategias que los policías creaban para adreentarlos.

Cabe destacar que Pedro Estrada, era considerado la mano derecha de Marcos Pérez Jiménez. Era agente oficial y temido por los venezolanos por ser catalogado un asesino impecable. Debido a esto, los venezolanos se cohíben la libertad de expresión por miedo a ser escuchados como hoy en día que pasan por represiones y torturas. Y si nos vamos por represiones y torturas de hoy en día tenemos como ejemplo a nuestro político de la junta militar Leopoldo López el cual es sometido a la tortura de pasar días sin ver la luz del día.

Para concretar podemos decir que esta época tuvo tanto sus cosas a favorecer, como no. Ya que, si nos ponemos a pensar Marcos Pérez Jiménez con sus proyectos modernizados logro hacer muchas obras como una de las antes mencionadas la autopista de caracas- la guaira a diferencia de hoy en nuestro país las autopistas se encuentran deterioradas por años sin mantenimiento, ¿dónde quedan esas obras? ¿Por qué hoy en día Venezuela no las tiene? Es aquí nuestra gran pregunta y la simple respuesta es que nos hemos vuelto personas conformistas.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Valentina G. Serra’s story.