Polaroid cambia de propietario una vez más: ¿desenredando la maraña?

Un grupo de inversores, bajo la férrea mano de la familia polaca Smolokowski se ha hecho –desde el cinco de mayo pasado– con el 100% de las acciones de la firma Polaroid, hasta ahora –tras una maraña de diversos avatares– propiedad de PLR IP Holidings, LLC.

Polaroid SX-70 Original. Instalación en BBAA © De la imagen Valentin Sama

Se da la interesante circunstancia de que Wiaczeslaw (Slava) Smolokowski, el “pater familias”, tiene la mayoría de acciones de la compañía “Impossible Project”, la que se encarga de producir el remedo de determinados productos de fotografía instantánea de la Polaroid original, y más concretamente los relacionados con los productos tipo “integral” (1) derivados de la Polaroid SX-70. De todos los que alguna vez han llegado a utilizar el producto Polaroid original es bien sabido, que los materiales ofrecidos por Impossible Project son de resultado muy poco satisfactorio, y además se comercializan con precios muy elevados. El Sr. Wiaczeslaw (Slava) Smolokowski es un poderoso inversor que tiene importantes intereses en áreas tales como energía, biotecnología y propiedades inmobiliarias, siendo cofundador de la potente casa Mercuria Energy Group Limited.

Como ocurre siempre en estos casos, los responsables tanto de las firmas involucradas han publicado manifiestos en el sentido de que están “tan encantados de haberse conocido como de la transacción”. Según han manifestado, las oficinas principales de Polaroid permanecerán en Minnesota, EEUU, al tiempo que “expandirán” las oficinas de Hong Kong con apertura de otras internacionales”.

Una cámara-impresora ZIP © Polaroid

Recordemos que –en la actualidad– bajo la marca Polaroid se comercializaban entre otros productos las mini-impresoras ZIP con tecnología “Zink” (Zero Ink), cámaras-impresora Snap-Touch y cámaras-cubo Polaroid Cube+.

¿Qué es lo más interesante de todo esto a mi juicio? Pues ni más ni menos que a no mucho tardar (hablo de un año o año y medio) deberíamos saber si la pobre calidad de los productos intantáneos de Impossible Project se debía a no tener acceso a las fórmulas originales y solo a la maquinaria –lo que ha obligado a seguir un proceso de ingeniería inversa– o simplemente a que entre la muerte del material SX-70 original y su intento de resurrección, se perdió algún aspecto clave del “know how”, del conocimiento humano.

Hablo de algo tan sencillo como por ejemplo que alguien en Polaroid sabía que la gelatina “X” había que comprársela a “Mr. Joe Norandonman” y no a otro, porque es la que “funcionaba”. Y eso, la pérdida de conocimiento humano, es lo que representa una tragedia y no hay solución para ello por mucha pasta que hay por medio.

  1. Aquellos que no necesitan una separación manual del negativo del positivo por parte del usuario

Originally published at valentinsama.blogspot.com on May 19, 2017.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.