Dictatorship for Dummies: Venezuela 1958/1998

Corren los finales de los años ‘40; sonrisas, expectativas, ganas de sentir la democracia y de ser demócratas. Así se sentían los venezolanos al votar por primera vez de forma democrática, en las elecciones presidenciales de 1947, luego de 27 años bajo el yugo del dictador y expresidente, Juan Vicente Gómez. De estas elecciones salió favorecido, con una ventaja exorbitante (74% de votos a favor), el nuevo presidente electo Rómulo Gallegos, del partido político Acción Democrática, asumiendo su cargo el 17 de febrero de 1948.

Triste es la realidad para el venezolano, al darse cuenta que esa democracia duraría poco más de nueve (9) meses, que fue lo que duró el gobierno democrático de Rómulo Gallegos, antes de ser derrocado por fuerzas militares, estando a la cabeza, Carlos Delgado Chalbaud, Luis Llovera Páez, y Marcos Pérez Jiménez, formando así la Junta Militar, siendo liderada por el primero antes nombrado, el 24 de noviembre de 1948.

Así comienza “Tiempos de Libertad”, un documental que trata sobre el ascenso al poder de Marcos Pérez Jiménez, tiempo de gobierno y su descenso.

El gobierno de Rómulo Gallegos fue un gobierno que aunque democrático, fue muy sectorial, viéndose solo beneficiado los simpatizantes de su partido político, Acción Democrática, siendo esta la razón principal que movió a las masas militares para poder realizar aquel golpe de estado de 1948.

Se instala la Junta Militar en el poder, y luego del cambio de mandatarios, fueron prohibidas las manifestaciones políticas en las calles, comenzando ahí la “caza” de dirigentes políticos, a su vez, se emite una orden a los medios de comunicación sobre lo que tienen, y lo que no tienen que anunciar en sus medios, sobre todo en las radios y diarios locales, ya que la televisión apenas se estaba formando en las tierras nacionales. El analfabetismo, censura y represión crecen en el país.

También se tienen que notar las grandes cosas que se realizaron durante este mandato: en 1950, Venezuela fue el mayor exportador de petróleo a nivel mundial, se construyeron grandes edificaciones que hoy en día siguen en pie, como lo son la autopista Caracas — La Guaira (construida en 1953), la Ciudad Universitaria de Caracas (construida en 1954), inició el proyecto del Teleférico de Mérida (propuesto en 1952) junto con la fundación de la Planta Siderúrgica del Orinoco, y muchas más obras de infraestructura.

Pero no todo sería tan tranquilo como seguía siendo hasta el 13 de noviembre de 1950, día en el que fue secuestrado y asesinado Carlos Delgado Chalbaud, todo a manos de Rafael Urbina López, un político en contra de la dictadura de la junta militar. Horas más tarde, fue capturado y ejecutado. Y así, Pérez Jiménez asume la totalidad del poder.

La censura y caza de políticos aumenta de gran manera, el pueblo comienza a tener miedo, a sentirse observado y atrapado. Empieza a sentirse la dictadura, sentimiento que el ciudadano común intentaba obviar. El intento del gobierno para despistar al pueblo fue convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, en 1953. En la misma, estaban inscritos los partidos COPEI, liderado por Rafael Caldera, el partido URD liderado por Jovito Villalba, y el partido del gobierno FEI, en el cual obligaron a toda la clase obrera a inscribirse. La ANC fue ganada por el partido URD, pero este triunfo nunca fue aceptado por el gobierno, siendo un gran fraude electoral en la historia venezolana. Y la dictadura sigue, junto con la explotación del sector privado y del sector petrolero, al menos hasta el 23 de enero de 1958, cuando un golpe de estado (mismo procedimiento por el cual llegó al poder) lo derroca.

Y todo esto, es muy “curioso”, por decirlo de alguna manera, ya que se puede ver el como con el pasar de los años, nuestra historia se repite. Ya que, resumiendo de una manera muy superficial, llega un nuevo presidente arrasando por mayoría, siendo este un militar que sube al poder por un golpe de estado, al poco tiempo el pueblo que lo escogió ya no lo quiere, censura a los medios de comunicación, hay perseguidos y presos políticos, una Asamblea Nacional Constituyente, y todo dentro de un de gobierno dictatorial.

El militante juvenil del partido político COPEI durante los años ‘50, Enrique Aristigueta, dice durante el documental: “… Se sembró mucho el odio político, el odio social, y Venezuela quedó dividida en dos bandos: los que estaban con el gobierno (Acción Democrática) y los que estaban en contra”

¿Acaso todo lo antes ya nombrado, no les suena conocido? La Venezuela de 1948 se repitió, pero de una manera totalmente catastrófica, sin antecedentes y mucho peor, iniciando aquel diciembre de 1998, 50 años luego de que el gobierno de Pérez Jiménez iniciara.

Escuchar y leer las palabras de Aristigueta deja una sensación de “deja vú” en el cuerpo, junto con un mal sabor en la boca. Pareciera que el venezolano no aprendiese de sus errores, que todavía no ha aprendido que un militar no sabe de democracia, o de derechos humanos, o incluso, que no saben cómo gobernar un país.

La Venezuela de 1948, y la Venezuela de hoy 2017, sólo coinciden en los puntos ya antes nombrados, quintuplicándolos. ¿Cómo pasamos de ser la envidia de Latinoamérica, con las grandes innovaciones arquitectónicas, de ser el país mayor exportador de petróleo, y la casa de cientos de inmigrantes europeos, a ser el país número uno en inseguridad a nivel mundial? Hoy en día las respuestas son muchas, pero en resumen, el venezolano no sabe escoger a sus líderes, a sus presidentes.

Solo toca esperar a que esta próxima Asamblea Nacional Constituyente, por realizarse el 30 de julio, sea justa y clara, y no un fraude como lo fue la del ’53. Ese sería el punto donde más se diferenciarían ambos gobiernos, donde se demostraría que el venezolano sabe redimirse, que sabe surgir de entre la maleza como una flor.

Referencias bibliográficas:

Tiempos de Dictadura (2012), Carlos Oteyza — https://www.youtube.com/watch?v=_oBs_SLk4kY&t=812s

Referencias a Marcos Pérez Jiménez — https://es.wikipedia.org/wiki/Marcos_P%C3%A9rez_Jim%C3%A9nez

Referencias a Rómulo Gallegos — https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%B3mulo_Gallegos

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Vanessa Rojas’s story.