Let the sun shine on you!

¿Te acordás cuándo de niñ@ soñabas con algo? Eso que te marcaría por el resto de la vida… Veías por tele a la gente grande hacer eso que tanto te ilusionaba y pensabas: ¡Que chiva yo quiero ser así algún día!

Bueno eso es el baile para mí… desde que tengo memoria ha sido mi pasión, mi motor, mi locura y mi cordura, mi paz y mi cansancio, mi tranquilidad y adicción.

Estudié Psicología y trabajo como Encargada de Recursos Humanos en una empresa chivísima, llena de sueños, innovación y mucha luz, pero eso es solo la mitad de mi vida… mi alma bailarina es tan fuerte que me lleva a sacar energías no sé de dónde para combinar: trabajo, estudio, zumba, mis clases, el cole, montaje de coreografías y ensayos. Sí, es como tener una doble vida. La del mundo real, la de oficina y la que me mueve y motiva cada día más. Cansado, pero tengo sueños y si quiero cumplirlos hay que trabajar duro.

No digo que no me guste mi trabajo. ¡Al contrario! Me encanta y lo hago con mucho respeto y dedicación. Pero el baile… el baile es mi amor eterno.

Llevo un tiempo desaparecida del Facebook, de redes sociales, hasta un poco del mundo real, de la vida… y bueno, hay una razón. Ha sido un periodo bastante difícil, la verdad. Ya hoy se cumple un mes exacto de que sufrí una lesión en mi rodilla derecha. Sin poder caminar, no poder siquiera apoyar mi pie y con la pierna torcida. Acompañado de dolores agudos, incesantes que no me dejan dormir.

Suena sencillo, pero vieran lo complicado que ha sido. En este momento soy totalmente dependiente. No puedo caminar, movilizarme, ir al trabajo, manejar, salir a dar una vuelta, ni siquiera ponerme las medias o zapatos. ¡Ahorita solo tengo control de mis muletas!

He asistido a terapia todos los días, reposo total -como dicen los doctores- y cuando me frustro demasiado me vuelvo loca intentando todo tipo de ejercicios, pero nada… A ratos me asusto porque mi pierna se “duerme” por completo y es como si no la sintiera. ¡Mi rodilla está totalmente bloqueada!

Sé que no soy la primera persona a quien esto le sucede -ni tampoco la última, lamentablemente-. Sin embargo, cuando llevás un estilo de vida como el que les contaba, esto es difícil. Cada noche sueño bailando -y cuando digo que cada noche, es en serio-, monto coreografías, escucho canciones, asisto a espectáculos… me despierto y quiero salir corriendo, pero de repente este peso en mi pierna, me recuerda que ahorita no puedo.

Además… me invitaron a bailar en uno de los festivales más chivas del mundo; en Korea. ¡Y bueno, ya se pueden imaginar!

Ha sido todo un reto… de paciencia, tolerancia, aprendizaje, ha puesto a prueba mi inteligencia emocional, mi fuerza mental, mis ganas y cordura.

¿Qué me pasó?

Inicialmente, mi diagnóstico fue “tendón patelar roto”, por esta razón he estado asistiendo a terapia todos los días; religiosamente. Sin embargo, en el proceso de buscar agilizar mi recuperación, mi TF me refirió a un increíble doctor; especialista en lesiones deportivas -trabaja en el CON y ha atendido a jugadores, atletas olímpicos, mundialistas, etc… hasta se siente uno importante haha- con la intensión de que él me revisara para ver si era candidata para el tratamiento de PRP (Plasma rico en plaquetas) un procedimiento que en estos días ha sonado mucho, pues se lo aplicaron a Navas en el Real.

Él es de estos doctores chuzos, de los conocedores, con un bendito ojo clínico… que no necesitan mucho “guiri — guiri” para dar con el diagnóstico: un par de preguntas, te ven la parte afectada y te arrugan la cara. ¡Ya ahí uno sabe que las cosas no van nada bien! Sin embargo, él fue muy profesional, prefirió reservarse el diagnóstico y me refirió a realizarme una resonancia magnética.

Para no cansarlos con el cuento; el lunes me di cuenta de que tooodo esto, solo es el inicio del proceso. Recibí los resultados de la resonancia y el panorama no fue positivo. Tengo el menisco y -aquí viene esa frase que todos los deportistas, artistas y personas que practicamos alguna actividad física tememos escuchar:- “el ligamento cruzado anterior roto”; lo cual implica que tienen que realizarme una artroscopía, pues el procedimiento quirúrgico es la única forma de repararlo.

La parte más frustrante de todo esto es que ante la imposibilidad de pagar el tratamiento o la operación, dependo al 100% del INS y lastimosamente la atención no ha sido la mejor. “Más de $7000… ¿De adónde me los saco?”; la frase que más me da vueltas en la cabeza.

Volviendo al INS, ahí te toca lidiar con el mood de los doctores. Tu integridad y salud está en manos de una persona, quien decide qué hacer con vos. Las citas te las dan cada 8 días y a veces no te hacen absolutamente nada. Hacés fila durante una hora y media, para una cita de 2 minutos. Tardás más en llegar hasta el consultorio, que ahí adentro.

No les importa cómo estás, cómo te sentís, no te contestan un “buenos días”. Para ellos nunca tenés nada (aunque no podás ni caminar) y la espera se hace eterna.

A veces, la desesperación me inunda, pero bueno… en este momento no tengo más que pedirle a Dios, al universo y todos los santos que los planetas se alineen para que me den el “sí” pronto.

Parte de ser humano es aceptar debilidades… hasta hoy estoy logrando digerirlo y realmente me cuesta, pero tengo mucho que agradecer.

Gracias Charlie, Neto, Jose D, E2, Diego M por estar pendientes.

A mi hermosa e incondicional mamá y a vos Fran; son mi apoyo y soporte. ¡Sin ustedes realmente sería más difícil! Los amo muchísimo.

A Marvin y el Dr. Erick… ¡Ustedes son mi esperanza!

A Numita, Fermín y Ligia de la Cuna del Swing… Gracias porque ustedes me ayudaron a mantener viva la ilusión y la esperanza.

A todo el grupo: ¡Korea los espera! Vayan y boten ese escenario. Estoy segura de que van a representar a Costa Rica de la mejor manera.

A los que han intentado acercarse y no los dejé; sorry… Ka, Lau, Johi, Ezequiel. En serio, me ha costado bastante y, a veces, aislarse es un mecanismo de defensa. ¿De qué? No lo sé, pero funciono así :/ ¡Ustedes saben de esto!

A la gente linda que me ha apoyado y ayudado, infinitas gracias… los que me han cedido su silla en un lugar público, su lugar en una fila, los que respetan el espacio preferencial en los parqueos, quienes me han abierto una puerta, el que me ha brindado su brazo de apoyo para no caerme, quien me ha traído una silla de ruedas, el que ha recogido mi muleta cuando se cae. Los que me han escrito un mensajito randomly porque se acordaron de mí, sin saber que me estaban haciendo el día.

A Oscar de Clubes Creativos, a mis chicos del cole Sagrado Corazón, Diego de DMC Fitness Center, Carlos del Extreme Sport Center, Diego Torres y sobre todo, Chema y toda la familia LumenUp. ¡Gracias por su apoyo y comprensión!

A mis colegas de Zumba por ayudarme cubriendo las clases y todas las buenas vibras de siempre.

A vos, mi soulmate, donde sea que andés… sé que no vas a llegar hasta aquí pero no importa. ¿Viste que loco todo? Al final ni tus sueños, ni los míos.

A la demás gente linda que tengo cerca… les agradezco muchísimo toda su energía positiva. La lucha mental sigue y acá voy; un día a la vez.

Para los más futboleros: ¿recuerdan la lesión que dejó a Falcao fuera de Brasil 2014? Más o menos ese fue mi panorama: https://medium.com/@vanequiros/y-entonces-llega-ese-d%C3%ADa-que-tanto-has-esperado-a6fb2896f44b

Este 2015 sí que ha sido duro, ha estado lleno de muchísimas pruebas, pero nada… ¡Pa’ lante a darle con todo!

“ Every tough set-back is a set-up for an even greater comeback”.

Un abrazo sincero, lleno de amor,
Vane.