Congelar el tiempo.

A día de hoy casi todo se puede explicar mediante fórmulas matemáticas: una recta, circunferencias, algún modelo específico que explique una realidad simplista, etc. Imagino, por imaginar, que la fórmula que explique el pasado será igual que la del presente pero eliminando la variable tiempo. Es decir, de conseguirse elaborar una fórmula exacta de un recuerdo, habría algo de vida ahí, cómo abriendo la puerta a una dimensión perpetua e infinita que ya ocurrió, y que volverá a ocurrir cada vez que se revolotee por nuestra mente.

Hoy me gustaría definir bien esa fórmula y eliminar la variable tiempo. Me gustaría retroceder a cuando apenas con 5 años veía por primera vez el hogar de mis abuelos. Querría, de verdad, recrear sus sonrisas nuevamente y el orgullo de mostrar lo que generaciones han conseguido para que aquel día, yo, ausente, inocente, pudiera utilizar el escenario de una humilde casa en un pueblo extraviado del mundo para recrear aventuras de mis juguetes.

Desearía que mis abuelos aún permanecieran fuertes, inalterables. Volver a ese momento y quedarme ahí. Quisiera que todo volviera a ser brillante y desconocido, para que ellos me lo pudieran volver a explicar.

Me gustaría que la sombra de la parra diera luz, para alumbrar de felicidad mis tesoros. Para alumbrarles de felicidad a ellos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.