#NoSoyCopada
Florencia Colacito
741

Muchas cosas que expresás son muy válidas. Pero también la entiendo a la autora, que calculo tiene mas o menos mi edad. A las que tenemos ahora más de 40 nos cuesta incoporar algunos conceptos porque ya estamos formadas dentro de una cultura. Y esa cultura hoy está cambiando. Y adaptarse no es fácil para nosotras.

A veces me gustaría que las más jóvenes fuesen menos estrictas con nosotras. Las que estamos depiladas por nosotras, no por gustarle a un tipo. Las que no queremos envejecer porque a nosotras nos cuesta vernos, más viejas, al espejo. Las que somos, simplemente, exigentes con nosotras mismas porque sí, porque no nos sale ser de otra manera. Que sabemos que no nos van a querer o aceptar más o menos porque seamos flacas, lindas, coquetas y exitosas pero igual somos como somos aunque no nos pese la mirada del otro.

A veces pienso que — a pesar de no tener conciencia de muchos temas que hoy preocupan a mis congéneres- tuve mucha suerte. O quizás esta falta de conciencia me llevó a ser osada, a no vivirlo como tremendo y a lo que hoy se llama “naturalizar” pero no desde un lugar de aceptación, sino del no conflicto. Nunca tuve miedo de caminar sola por la calle. Y más de una vez viví situaciones que a los cánones de hoy son aberrantes, de abuso y acoso laboral, manoseos, etc…y es cierto, nadie me defendió y a muchos les pareció hasta gracioso que me tocasen el culo adelante de media empresa. Así: Gracioso. No obstante, a veces siento que se nos juzga por el hecho de no poder coincidir con determinadas posturas. Porque no es no querer coincidir, es no poder. Es generacional, es cultural, es un no sé como expresarlo. Es duro estar en la generación del medio entre nuestras madres y las chicas que hoy podrían ser nuestras hijas. No sean tan estrictas con las diferentes. Las seniors lo vamos a agradecer.

Beso.

Like what you read? Give Veronica Tolosa a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.