Clase de contour + highlight en línea

Hoy (22 de diciembre, martes) DYF compartió una clase en línea de contour. La novedad (puesto que su página de aprendizaje en línea lleva años) era que era gratuita y yo, como clásica estudiante empobrecida, pues tuve que aprovechar la oportunidad porque sigo su trabajo desde haces meses y me encanta.

La clase era en vídeo y fue subida en su página, dressyourfacelive.com, donde puedes suscribirte para ver sus otros vídeos (¿he dicho que me encanta su trabajo? Pues eso. Si tuviera dinero, lo haría). Era, además, en inglés y temporal y, como yo sé que mi memoria es un poco desastre y luego cuando fuese a ponerme no iba a saber dónde iba cada cosa, apunté lo que iba diciendo a medida que lo iba diciendo. He pausado el vídeo varias veces para poder pensar en cómo expresar las cosas oralmente de manera que reflejase lo que estaba viendo y que se entendiese, es decir, presuponiendo no tener acceso al vídeo.

A continuación, la clase en sí.

Todo esto va después de poner la base de maquillaje, mediante la aplicación de concelears (correctores) de crema. Usa dos colores, uno tirando a beige y otro, tirando a bronceado. Tienes que buscar lo que mejor le quede a tu tono de piel pero estos son bastante comunes. La regla es que si tienes piel muy clara o muy oscura, sí es mejor que uses otros tonos, pero los tonos intermedios funcionarán bien. Para jugar con ellos, piel clara = menos producto, piel oscura = más producto. En la piel clara se verá más, de ahí que se necesite menos. Y viceversa.

El highlight (o iluminador) hará un triángulo que va desde el lagrimal hasta la arruga de sonrisa, subiendo por encima del hueso del pómulo hasta la otra esquina del ojo y,por debajo del ojo, un arco. Línea fina (1 cm) por el interior de la nariz. Subir por la frente como si fuera el tronco de un árbol, las ramas serán para la frente, formando un semicírculo, el diámetro de este será de un arco a otro de las cejas. También haces dos líneas pequeñas por encima del arco de cupido del labio superior (las esquinas subiditas del labio por debajo de la nariz). Serán dos líneas verticales desde las esquinas hacia la nariz.

El countour (o contorneador) es desde lo alto de la oreja hasta esquina de la boca (un poco más encima) para marcar pómulo ya que es la zona más común de pómulo. La aplicación por la parte superior tiene que ser un poco más gruesa, creando un triángulo isósceles (de dos cm a medio cm, progresivamente). No tiene que llegar hasta la esquina, sino que ir desapareciendo a unos dos cm de ella. Poner un poco encima de la ceja (parte exterior del arco, en el interior hemos puesto highlight, a excepción de que tengas pelo en esa zona, entonces nada). Lo que ha quedado sin highlight porque se salía de la media circunferencia, le añades contour (no hace falta cubrir toda la frente, puedes dejar una zona intermedia sin cubrir si tienes una frente ancha). Añadir un poco la zona de debajo de la ceja y encima del lagrimal (arco por encima, sin tocar el lagrimal, sino que seguir hacia la nariz). Esta línea se alarga hacia el final de la nariz, rodeando a la línea del highlight (se queda como si fueran los laterales, aunque no lo sean, es un efecto óptico). Si tu nariz es larga, puedes unir los dos finales de las líneas oscuras por debajo de la puntita y justo por encima de la punta (sobre el highlight). Rellenas la zona que ha quedado entre las dos líneas de highlight del labio superior con contour. Una línea fina debajo del labio inferior (un arco que sigue su forma) además de una línea justo donde acaba la cara, es decir, la mandíbula, para resaltarla. Si tienes una mandíbula poco marcada, la haces un poco por encima (un cm). Si la tienes ya marcada, hazla encima.

El siguiente paso es el blending (mezclar los colores para que se noten menos los límites y se conviertan en “parte” de la cara). Usar una brocha buena (una buena sería acabada en punta pero ancha la base, porque es versátil. Si no, usar dos, una ancha para zonas anchas y otra con punta para detalles) o una esponja o incluso tus dedos. Lo que tienes que hacer no es quitarlo, sino que mimetizarlo con tu cara. Los bordes tienen que desaparecer. Procura usar diferentes dedos/esponjas/brochas para el highlight del contour (o puedes hacer todo un color, lavar y volver a usar lo mismo, pero importante: no uses justo después el mismo instrumento porque los colores van a desastrarse). El countour tiene que quedar como si fuera una sombra. El countour del pómulo lo empujas un poco para arriba, el de la mandíbula hacia abajo, el de la frente hacia el pelo, el de la nariz tienes que recorrer la línea misma (y quizás ir quitando el exceso de producto que queda en tu esponja/brocha/dedo), también recorriendo las de la boca.

Para que se fije, usar polvos (del mismo color que el highlight y el contour) por las mismas zonas donde las has puesto. Para las zonas intermedias, usar un color que sea tu tono natural (o el similar a tu base).

Es siempre mejor poner un poco menos de lo que te parece que necesitas que pasarte porque es más fácil añadir que quitar.

Y eso, esencialmente, ha sido todo. Espero que os haya sido útil. ❤

Like what you read? Give Qamar B.A. a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.