De ladrillos a pixeles

o porque te conviene convertirte en UX Designer

Mi transición

Siempre me han gustado las cosas que se ven bien estéticamente y creo que esa fue la razón principal por la que quería estudiar arquitectura a mis 17 años, lamentablemente en ese momento no era consciente de lo lejos que podemos llegar si realmente lo queremos. Descubrí diseño industrial una tarde que hojeaba una revista sobre carreras universitarias, la imagen principal era el boceto a color del un concepto de auto futurista, inmediatamente quede enganchado y comencé mi googling de industrial design.

Mi razonamiento fue que mis probabilidades de diseñar un producto decenas o cientos de veces más pequeño que un edificio eran mayores, no solo por que mis contactos eran limitados si no por que normalmente un arquitecto no diseña un edificio a solas, tal vez el concepto inicial si eres Zaha Hadid, pero yo quería diseñar cosas así de cool como la foto que vi en la revista.

El tiempo paso y en 2008 entre a la carrera de diseño industrial, para entonces ya conocía Core77, Designboom, FastCo Design, Ideo, etc. Mis espectativas eran muy grandes y lamentablemente mi escuela y el ecosistema de diseño de producto en México no era el que yo esperaba.

Aprendí que las cosas no se producían en mi país, y en los casos extraños que si lo hacían, no eran diseñados aquí, aprendí que de lo que mas había trabajo era de diseñador de point of purchase y diseñador de muebles, pero yo quería diseñar cosas que las personas usaran, útiles y no solo bonitas, quería diseñar electrodomésticos, carros, tecnologías nuevas, etc.

No podíamos dejar que esto continuará así, y entre un amigo y yo comenzamos la ideación de lo que creímos solucionaría dicho problema, una comunidad de alumnos, sabíamos que para lograr un cambio real y a escala nacional no podíamos cambiar lo que ya existía, teníamos que empezar desde abajo y empoderar y unir a la siguiente generación de diseñadores mexicanos. Comenzamos un blog, iddime, contactamos a diseñadores de muchas universidades del país, al año ya teníamos colaborando a 10 escuelas/alumnos, el siguiente paso era inminente.

Necesitábamos un blog, un calendario, galerías, directorios y un sin fin de herramientas para unir y hacer uso del excedente cognitivo de los alumnos, pensamos que necesitábamos un pagina, pero realmente era una aplicación web. Entonces llegamos al mundo de las interfaces web, donde me di cuenta de una nueva forma de crear, si las probabilidades de diseñar y tener un producto físico en el mercado eran mayores a construir un edificio, las de diseñar y producir una app web o móvil eran gigantes.

Lamentablemente nuestra app para diseñadores industriales, nunca se termino, pero fue gracias a eso que descubrí el mundo de user experience design, service design, ui. No solo era mas rápido producir una app, era gratis, bueno, solo si eras programador o te juntabas con uno, que para mi suerte conocía a varios, descubrí el ecosistema emprendedor mexicano, startup weekend, y hasta intente crear una empresa, pero esa es otra historia.

Tu oportunidad

La realidad en México no ha cambiado mucho en cuanto a diseño industrial, todavía no se producen y/o diseñan muchos productos “industriales” aquí. Creo que el empreder, producir productos por tu cuenta e imprimir en 3d van mejor que la producción de bienes de consumo.

Las posibilidades de impactar la vida de la gente con productos que simplifiquen su vida, les ahorren tiempo, dinero y esfuerzo son cada vez mayores y si quieres ser parte de esta revolución digital, creo que estas a tiempo y en el lugar correcto. ¿por qué?

1. Ceros y unos

Para crear apps no necesitas maquinas industriales ni grandes producciones, la materia prima es código y con las nuevas herramientas son simples pixeles. Empezar a diseñar productos digitales es tan fácil como usar illustrator.

2. Made in México

La oferta laboral para UXers es mayor y mejor pagada que la de un diseñador industrial o gráfico, y esta en crecimiento gracias a la gran cantidad de startups y empresas de tecnología que se están creando en México. Sin mencionar que es uno de los pocos trabajos relacionados con diseño que se pueden hacer remotamente, y la oferta mundial es todavía mayor.

3. Millones de usuarios

Recuerdo que uno de los mayores logros en la carrera era que tus productos se vendieran en Walmart, que fueran usados y comprados por miles de personas. Esta cantidad se queda pequeña si la comparamos con los millones de personas que pueden usar los productos que diseñes para dispositivos digitales y si tu eres el dueño la ganancias son igual de grandes, pero solo lo tienes que producir una vez.

4. Gratis

Al ser una disciplina relativamente nueva, no hay carreras universitarias para User Experience Designer, pero hay miles de cursos en internet para aprender a serlo, gratis y de pago, en español y en ingles. También hay diplomados y cursos presenciales, pero te recomiendo probar uno gratis para saber si realmente es lo tuyo.

Empieza ya

googlea: ux, ui, design thinking

visita: ux nights, designers republic

lee: the design of everyday things, about face, the elements of user experience

y también sigueme para saber mas: