Equipo Papa: diario de a bordo de despedida II.

Faltan solo dos dias para irme y ya quiero volver…

Un cepillo de dientes me llevo como regalo físico. Es uno de los tantos presentes que paradójicamente ellos nos dan todos los días, como agradecimiento, es de lo poco q tienen y nos lo regalan. Comemos su comida, nos dan manzanas, bebemos de su agua y nos invitan a café en sus haimas… a parte de necesitar nuestra ayuda sanitaria, necesitan sentirse vivos. Hace años que mis amigas me recuerdan por la frase de «la incertidumbre me mata» y a ellos también, estar bloqueados sin saber del mañana, mata a la gente y si esto no se resuelve, «el ser» de la persona se va. Tengo mil experiencias de estas semanas, pero me llevo la de « sucran» pero hacia ellos. Animo para todos!

Cecilia

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.