¿Quién necesita Diseño?

Un manifiesto para todo emprendedor contemplando si debe incorporar diseño ahora — o más tarde

Ensayo por Scott Wilson — Traducido por Víctor M. González

Diseño es una inversión, no un gasto. Sin embargo, no es poco común escuchar startups declarar que valoran el diseño, pero van a esperar a involucrar un equipo de diseño para más adelante: «Necesitamos diseño, pero no podemos permitirnos tenerlo ahora.» «Quizá después de que lancemos nuestro MVP.» «Estamos esperando a tener nuestra Series A»

A pesar de que he sido muy afortunado de colaborar con algunas de las compañías más centradas en diseño en el mundo, todavía hay algunos que no saben lo que no saben. Han sido aconsejados que necesitan diseño, pero no entienden cómo éste puede ayudarlos a alcanzar o superar sus metas, y prefieren ni siquiera considerar la idea.

En muchas ocasiones, esto resulta en una compañía startup que con la intención de ahorrar, pospone el esfuerzo de diseño a una fecha posterior, o usa recursos o proveedores baratos, sin experiencia, que al final le cuestan mucho más.

El valor del diseño para los negocios no es hoy en día un misterio. Su valor ha sido cuantificado por analistas, casos de estudio, y el mercado. Cuando el diseño es abrazado completamente, éste permea todos los aspectos de un producto y la compañía que lo produce. El diseño guía todos los puntos de contacto — productos, servicios, comunicaciones, discursos para motivar la inversión, y el departamento de atención al cliente.

Después de 30 años como diseñador y emprendedor, estos es lo que sé:

El diseño puede influenciar la trayectoria de tu compañía cuando estás saliendo «del puerto», estimulando tu momento en el mercado y valuación. El diseño te puede asegurar crear el mejor MVP (Minimum Viable Product) y ayudarte a levantar tu ronda Series A.

El buen diseño nivela el terreno y te da una ventaja estratégica inmejorable para competir contra los líderes en la industria que cuentan con presupuestos enormes para mercadotecnia, publicidad e Investigación y Desarrollo.

Los productos bien diseñados motivan conversaciones sobre ellos y generan su propio combustible de mercadotecnia. Piensa en emprendedores que crearon compañías como Nest, Tesla, Dyson, y Square. Cuando te “ahorras” dinero en diseño terminas pagándolo en mercadotecnia y publicidad para compensar la diferencia. Invierte en diseño ahora o paga después.

Si eres una compañía establecida, tu vaca lechera puede estar en riesgo si tú no estás haciendo y mejorando siempre tanto el producto como la experiencia del cliente con el producto. Si no estás activamente evolucionando tu producto, podrías estar a un día, o un mes o un año de ser sacudido por una pequeña compañía orientada al diseño con muchos menos recursos que los tuyos.

Diseño es optimización, incansable refinamiento, y replantearse supuestos. Es la mejor forma de combatir la competencia y permanecer inmune a la mercantilización (commoditization). Nunca ganaras jugando el juego de ser más rápido y más barato. Siempre habrá alguien más barato o más rápido que tú.

Por lo tanto, cuando elijas a un socio diseñador (o agencia de diseño), no sigas la corriente. Haz tu investigación — checa referencias e historial. Escoge para tu equipo de diseño a personas que hayan tenido experiencia en comercialización y manufactura, y quizás que incluso hayan manufacturado sus propios productos. Vas a extraer valiosas ideas de sus éxitos y de sus fracasos. Y, más importante, ellos tendrán empatía por tu posición como fundador, porque ellos han tomado el camino que tú has tomado.


¿Tú qué opinas?

Aprecio tus opiniones y comentarios. Compártelos o escríbeme 
e-mail:
victor.gonzalez@acm.org / twitter: @vmgyg

Si deseas recibir notificaciones sobre mis notas, talleres y actividades te puedes subscribir a Sperientia (Ideas for Creating the User Experience)


Scott Wilson

Scott Wilson es el fundador y CEO de Minimal, una firma de innovación, estrategia de marca y desarrollo de producto localizada en Chicago (EEUU). Minimal ha desarrollado productos para compañías como Steelcase, Logitech, y Xbox. En el 2010, Scott se convirtió en el primer emprendedor en recaudar más de $900,000 US dólares por medio de la plataforma de fondeo Kickstarter, con el kit de reloj LunaKit. En el 2012, Wilson — entonces director creativo global de Nike — recibió el reconocimiento nacional de diseño Smithsonian Cooper Hewitt en la categoría de diseño de producto.


El ensayo (Who Needs Design?) fue originalmente publicado en idioma inglés en la edición de Junio 2017 de la revista Inc. (The Magazine for Growing Companies) — La traducción al español fue elaborada por Víctor M. González con autorización de Scott Wilson — todos los derechos reservados por Scott Wilson © 2017.

This essay was written by Scott Wilson and originally appeared in the June 2017 issue of Inc. Magazine.