El botin de Podesta

Los hinchas uruguayos una vez pasearon triunfantes el botín triunfador de Scaroni.
También los auriazules tuvieron su botín heroico.
Hace de esto unos doce años. Jugaron en el fiel de Newell’s Old Boys el team local y Rosario Central el match final de la temporada de 1928.
Pocos días antes los auriazules les habían ganado a sus viejos adversarios por cinco goles. Pero esa tarde parecía que los papeles cambiaban. Newell’s estaba en su día y no había manera de repetir el plato.
Sin embargo, he ahí que José Podestá tomó con tanta puntería un tiro libre que se convirtió en el único gol del match.
Y aunque los rojinegros quizás no merecieron la derrota, debieron resignarse. Mas el motivo de este recuerdo no lo tomamos precisamente dentro del field, sino cuando la hinchada auriazul celebró el triunfo.
En manifestación, llevando el botín de Podestá como estandarte, recorrieron algunas calles. Y hasta hubo gresca, cuando la hinchada entusiasta cruzaba por el café de propiedad de Celli.
(Revista Cincuentenario C.A.R.C. 1939)

En 1928 se jugó la tercera final en la historia entre Central y Newell’s. Tal como había sucedido en 1919 volvieron a quedar igualados en la tabla general de la Copa Nicasio Vila, y debieron disputar un encuentro de desempate para decidir al campeón.
Newells Old Boys 0: Enrique Vogler — Fermín Lecea — Florincio Bearzotti — Alfredo Chabrolín — Rafael García — Alfredo García — Agustín Peruch — Alberto Gaubeca — Domingo Beltramini — Máximo Fernández — Juan Francia.
Rosario Central 1: Octavio Díaz — Ernesto Cordones — Francisco De Cicco — Arturo Podestá — José Fioroni — Félix Romano — Ricardo Reol — Armando Bertey — José Podestá — Jacinto Retto — Antonio Miguel.
Goles: 42´José Podestá. Árbitro: José Podestá. Cancha: Newell’s (neutral). 16/12/1928.