Champotón, mi primer viaje y solo

Viajar en una línea de autobús plus, a veces es una experiencia relajante y que te permite disfrutar del paisaje mientras llegas a tu destino.

En Octubre del 2009 viajé a la ciudad de Champotón, fue mi primer viaje lejos de casa (Mérida) y sin compañía, viajé por trabajo, por lo que no me permitió conocer todos lugares que me hubieran gustando ver.

Cámara en mano, me puse a filmar la experiencia. Por la ventana del autobús, podía ver el mar y la carretera, que por unos instantes estaba a solo un metro de distancia (o menos) del mar, ¡fue asombroso!, pues sentías que en cualquier momento estarías nadando en el mar.

Al llegar a la parada de autobuses, las calles estaban cerradas pues había un desfile de alguna escuela cercana. Aun tenía el pendiente de encontrar el lugar, pues para ese entonces no había google map para localizar las calles con facilidad.

Estuve allí un día, pero me llevo una grata experiencia. El Ing. Jonny me dio la mejor de las atenciones. El mejor recuerdo de Champotón es ver a lo lejos — del escritorio donde estaba trabajando — pescar a dos niños a la orilla del mar un pez medianamente grande, solamente utilizando cordel y sus manos; estoy seguro que hoy en día no hay peces cerca en donde pescaron esos niños.

Una de mis fotos favoritas

Definitivamente no hay nada como viajar en compañía, pero viajar solo por un día, para mí fue muy agradable, pues extrañas a las personas que te están esperando.

Ing. Jonny, su hijo, su servidor y Erik