Por qué no creo en las presentaciones de libros
Isaac Belmar
72

Digamos que la presentación de un libro y su autor es un acto de protocolo asociado a la publicación, pero que no tiene el rol en ventas que se le supone, ni mucho menos. Cuando dependemos del cuñado que lo sabe todo y de un despistado que estaba en el bar en ese momento, la situación es cuando menos penosa. Hay que añadir, para no dejar cabos sueltos, que esos papas, hermanos, amigos y primos han recibido el libro porque se los regalaste con dedicatoria afectuosa. Por lo que solo podrían comprarlo los amigos de hermanos, amigos y primos que venían con ellos. Algo dudoso si encima estos se ofrecen a prestarlo, si es que terminan de leerlo. En fin, Isaac, si comparamos la distribución de un libro a una maratón, acabas de descubrirle al mundo que esta tiene diez kilómetros más de cuesta por camino de lastre. Saludos

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.