Isco… y el tiempo encontró su momento

Hace ya tiempo que todo iba desarrollándose por el camino correcto, los minutos que le daba Zidane iban poco a poco dando sus frutos, por otro lado, Lopetegui en la Selección Española iba haciendo lo propio, hasta que por fin hemos llegado hasta aquí. El hasta aquí de un jugador que piensa en magia y la traslada a sus botas deleitando a los fans madridistas y del fútbol, en general, con su visión de juego, sus genialidades y sus goles.

Quién es Isco

Dio sus primeros pasos en el equipo de su pueblo localizado en la escuela de fútbol del Retamar en Málaga, después debutó en el Atlético Benamiel Club de Fútbol, donde se empezó a dar a conocer destacando en muchos torneos a nivel nacional, lo que le valió para que numerosos clubes de primer nivel se fijaran en él.

En el año 2012 fue galardonado con el Golden Boy, considerado como el Balón de Oro entre los futbolistas menores de 21 años, certificando su gran rendimiento mostrado en la temporada 2012–13 con el Málaga.​ Un año más tarde, se le concedió el Trofeo Bravo, reconociéndolo como el mejor jugador joven del fútbol europeo.​ Ambos galardones se vieron complementados con la Bota de Bronce lograda en la Eurocopa Sub-21 de 2013, torneo en el cual la selección española se proclamó campeón.

Más tarde recabó en las filas del Valencia C.F. con tan sólo 14 años, jugó con el filial valencianista. Debutó con el primer equipo en un partido de Copa del Rey, el 11 de noviembre de 2010 frente a la Unión Deportiva Logroñés, marcando dos goles en un partido que los valencianistas ganaron 4–1. Pero Isco siguió formando parte del filial. En dicha temporada fue fundamental para el ascenso del filial valencianista a la Segunda División B, junto a su compañero de generación Paco Alcácer.

Pero eso no fue suficiente ni para Unai Emery, ni para el secretario técnico Braulio Vázquez y el presidente Manuel Llorente para que su posible renovación se cerrara, y tras diversas negociaciones el futbolista decide que el contrato que le ofrecen no reúne las condiciones que él esperaba y lo rechaza.​ Las diferencias entre jugador y el técnico Unai dieron en un cruce de declaraciones en las que el entrenador argumentó que el jugador no estaba listo para dar el salto al primer equipo, ​ que chocaban con las del jugador que por su parte declaró que no se contaba con él.

Y todo esto hizo que en julio de 2011 el equipo de su tierra, el Málaga Club de Fútbol, se hiciera con sus servicios haciendo efectivo el pago de la cláusula de rescisión de seis millones de euros de su contrato. Con el Málaga se clasificó por primera vez en la historia para la Champions League. Finalmente, recabó en las filas del Real Madrid C.F. El día 27 de junio de 2013, y a día de hoy es un fijo en los onces titulares de Zidane.

Su momento

Isco, definitivamente, ha venido para quedarse, para quedarse como lo que es, una estrella, una estrella que ya se ha impregnado del ADN madrista en sus venas, un jugador que cuando alguien no sabe qué hacer, él aparece para ayudar, para inventar, para hacer algo diferente a los demás, para hacer magia, no en vano es el apelativo cariñoso que le han puesto sus propios compañeros en el vestuario.

Es un jugador que ya sabe que ha llegado su momento, el momento de demostrar quién es y por qué la naturaleza le dotó de esas cualidades tan extraordinarias para jugar al fútbol. En sus inicios en el Real Madrid sólo las demostraba en ciertas ocasiones, pero ahora las demuestras en cualquier momento y situación. Hasta en la Selección Española está erigiéndose como protagonista, tanto con su juego, como con sus goles, golazos para ser exactos y en momentos decisivos muchos de ellos.

Es un jugador que se desenvuelve mejor de media punta clásico, pero tiene físico, tiene recorrido, recupera muchos balones, es muy comprometido con el equipo, centra bien, pasa bien, tiene un regate desequilibrante y es determinante en el ultimo pase, y además, y por si fuera poco, está demostrando que tiene gol.

Tenemos Isco en el Real Madrid y en la Selección para rato, y creo que van a ser ratos muy buenos para el fútbol español.