Consejos que te ayudarán a dejar de fumar

Conseguir abandonar el vicio del tabaco puede ser una misión difícil de lograr. Son muchas las personas que, a diario, intentan deshacerse de esta rutina y empezar a vivir una vida sin fumar.

Todos conocemos cuáles son los males que provoca el tabaco en el organismo del ser humano, y por este motivo, cada día son más las personas que deciden poner fin a una etapa de su vida y luchar por su salud.

Para ayudar a las personas que estén dejando de fumar, el post de hoy tratará de dar algunos consejos que pueden ser determinantes a la hora de conseguir dejar de fumar.

Los cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos son el nuevo producto revelación para los fumadores que quieren dejar el vicio. Son tiendas como iVapeo las que ofrecen un servicio integral a sus clientes, ofertando otra forma más sana de consumir tabaco.

Los vapeadores y cigarrillos eléctricos ayudan a reducir el consumo de tabaco y, al no tener demasiado parecido con los cigarrillos convencionales, también permiten desligarse de la rutina del tabaco.

Practicar deporte

La práctica de deporte es una parte muy importante para el fumador que desee dejar el tabaco. Se puede decir que es, como un círculo vicioso. Si se empieza a practicar deporte, poco a poco, se notará que la capacidad pulmonar nos limita.

No obstante, dejando de fumar o, simplemente, reduciendo el consumo de cigarrillos, iremos viendo cómo aumenta nuestra capacidad pulmonar y nuestra resistencia y esto no nos dejará ninguna duda para dar el paso y dejar definitivamente de fumar.

Cambiar las rutinas

Uno de los factores que más nos incita a fumar es hacerlo por rutina, casi por obligación: después de comer, después de cenar, tomando una copa con amigos o cuando vamos a tomar algo a la terraza de un bar, un cigarrillo en el descanso del trabajo…

Todas estas rutinas hacen que sintamos la necesidad de consumir tabaco en estos momentos, por lo que, si las cambiamos, reduciremos nuestra ansiedad por no fumar. Por ejemplo, algo tan sencillo como cambiar nuestros horarios de comidas. Comiendo más tarde o más temprano dejaremos menos tiempo para consumir tabaco. En el trabajo, podemos dedicar el descanso a tomar un café y leer el periódico, o hacerlo a una hora distinta de cuando lo hacíamos normalmente.

Sé consciente de cuándo lo dejas

Puede parecer absurdo, pero ir sumando días, semanas, meses y años en una vida sin tabaco es más que gratificante. Ser conscientes del día en que dejamos de fumar nos ayudará, entre otras cosas, a coger confianza y ganar seguridad en nosotros mismos.

Para llevar a cabo esto, coge un rotulador y marca en tu calendario (y en todos los que puedas) cuál fue tu primer día libre de tabaco. Procura colocarlos en lugares visibles para tener siempre presente lo mucho que vales tú y tu esfuerzo.

Like what you read? Give Lolo Pérez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.