¿Cómo se diferencian los ganadores de los perdedores?

El principal objetivo del producto de una empresa es y siempre ha sido obtener amplia ventaja sobre los demás del mercado; a ello actualmente se le ha sumado no solo satisfacer la necesidad del cliente sino que innovar en la utilidad y la experiencia de usuario; ya sea un servicio o producto; lo cual bien saben, repercutirá en la estabilidad y rentabilidad de la empresa.

Sabiendo esto, podríamos imaginar que son las grandes empresas quienes más desarrollan productos o servicios innovadores que alcanzan el éxito en el mercado y la verdad es que muchos de esos productos no llegan a tener éxito, ya sea porque los proyectos de desarrollo de nuevos productos no alcanzan sus objetivos financieros o no sean lanzados al mercado a tiempo.

Ante esta inquietud se han realizado diversas investigaciones sobre los factores críticos de éxito a nivel de proyecto, características que identificarían porqué nuevos productos si tienen éxito y por qué algunas empresas están mucho mejor que otras en la innovación de productos.

1. Esfuerzo por productos únicos y superiores

Abarca la entrega de productos con beneficios únicos a los clientes y/o usuarios. Considero que este factor es el más primordial pues además de diferenciar sus productos con una calidad superior, desarrolla una buena relación calidad-precio con los clientes.

2. Creación de productos impulsados por el mercado y la construcción de la voz del cliente (VOC)

Para satisfacer las necesidades del cliente es necesaria una buena relación empresa-cliente, pero ¿cómo puedo saber qué desean? Con un análisis de mercado de calidad, en efecto, una fuerte orientación al cliente mejora las tasas de éxito y rentabilidad de un producto.

3. Trabajo de predesarrollo de la tarea

Una buena organización no solo garantiza orden, sino también éxito. Son importantes los pasos que preceden al diseño y desarrollo del producto real marcan la diferencia entre los que tendrán éxito y los que no.

4. Proyecto agudo, temprano, estable y fáctico, y de la definición del producto

Antes de emprender un proyecto de nuevos productos es primordial definir el alcance del proyecto y del producto. Este factor garantiza que los miembros del equipo tengo en claro los objetivos que persiguen y puedan alcanzar su meta en menos tiempo.

5. Desarrollo en espiral: construir, probar, retroalimentación y revisar

Se propone un desarrollo en espiral, el cual se basa en una serie de pasos iterativos o bucles mediante el cual las sucesivas versiones del producto se muestran al cliente para obtener retroalimentación y verificación. De esta forma se puede medir el interés, gustos o disgustos e incluso preferencias.

6. El Producto Mundial: una orientación global

Un enfoque global de nuestros productos garantiza el logro de una ventaja competitiva. Los productos que son diseñados para el mercado internacional cumplen una serie de requisitos que cuando son vendidos en el mercado local rápidamente se diferencian.

7. Planificación y recursos para el lanzamiento

Un error común es asumir que los buenos productos se venden a sí mismos. No obstante, un plan de marketing debidamente estructurado no termina luego del lanzamiento del producto.

8. Velocidad: Pero no a costa de la calidad de la ejecución

La mejor manera de ahorrar tiempo es priorizando los proyectos de mayor valor, de esa forma, se concentran los recursos.

Notamos entonces que aquellos factores que se basan en la organización del proyecto y el enfoque hacia el cliente, son la base para que un proyecto sea exitoso. Las empresas exitosas se centran en hacer un menor número de proyectos de desarrollo, pero más rentables, con una adecuada evaluación de proyectos hace un buen uso de sus recursos. El objetivo es seleccionar los ámbitos estratégicos que son ricos en oportunidades para la innovación.