¿Sabías que los Angelitos viven en Balvanera?

Bar ilustre. Declarado sítio de interés cultural.Esquina de Rivadavia y Rincón

Los podrás encontrar cuando recorras el barrio, antes eran compartidos por malandras y caferatas. Hoy es un lugar de encuentro para turistas y familias que desean pasar un gran momento disfrutando de su ambiente, cena y show.

SU NUEVA FACHADA

El ilustre bar los Angelitos anclado en la esquina de Rivadavia y Rincón,volvió a abrir sus puertas, ya no como un bar de barrio, ni tampoco como un refugio de payadores en sus tiempos antiguos ahora será un espacio de cena-tango-show, pensado para el consumo local, pero sobre todo para que el turista conozca más de nuestra historia.

Su fundación allá por 1890 fue realizada por un italiano llamado Batista Fazio. Fue entre sus paredes, en ese reducto familiar que malandras y caferatas “gente de mal vivir”, le dio un auge donde los trabajadores de la zona se reunían para tomar una caña o una ginebra, fumar ese pucho tan deseado en su descanso jornalero y darse una buenas manos de naipes para ganar el honor.

SU VIEJA FACHADA

Es un lugar repleto de historia, en al año 1890 su piso era de tierra, frecuentado por jornaleros que trabajaban en el mercado Spinetto, se llamaba en ese entonces bar Rivadavia. Los vecinos que fueron guardando su historia de generación en generación cuentan que la policía le puso el apodo de “angelitos” por esos jornaleros bravucones y pendencieros.

Encuentro de grandes como Carlos Gardel, Aníbal Troilo y Julio de Caro, desde el inicio el tango se metió en su historia, sus paredes, sus fotografías viejas, sus cuadros, guardan los recuerdos de la historia de la música tanguera.

Gardel vivía por esa época a una cuadra de distancia, en un pequeño departamento de un típico edificio de arquitectura parisina, construido en 1925 sobre la calle Rincón, hoy en la actualidad una placa recuerda al zorzal del tango como un ilustre habitué.

En 1944 José Razzano y Cátulo Castillo compusieron el tango Café de los Angelitos, éxito en la voz del tano Alberto Marino con la orquesta de Aníbal Troilo:

¡Café de los Angelitos! ¡Bar de Gabino y Cazón! Yo te alegré con mis gritos en los tiempos de Carlitos por Rivadavia y Rincón.

Allá por 1982, el café era un bar arruinado por el correr del tiempo y el abandono económico, en esos días tampoco el clima colaboró con él. ya que una fuerte tormenta derrumbó su techo. Así pasaron 8 años sin que nadie apareciera para darle una inyección de vida, hasta que en el 2000 tuvo que ser demolido su estructura no resistía y generaba un peligro de derrumbe inminente.

RECONOCIMIENTO CULTURAL

Así llegó el momento de volver a nacer y el 19 de junio de 2007 se hizo realidad, con una fisonomía totalmente moderna, sobria y elegante. Mesas y sillas de madera, cristales vitraux y mosaicos le dan personalidad. Tiene un salón principal, sala de espectáculos, con su cena-show para recibir a todos los que se deleitarán con la música, la danza en un show a la altura de lo más solicitado por el turismo.

No podía faltar para completar su estilo internacional la boutique de souvenirs y una sala dedicada especialmente a exposiciones.

El emprendimiento que unos empresarios realizaron ya viajo por varios países europeos, para promocionar el lugar en la lista de la guía turística de Buenos Aires — Argentina

Pero aquí aún hoy sus asiduos habitantes no pueden dejar de vivir la experiencia de sus cálidos encuentros con amigos, o ese refugio de descanso luego del trabajo, sin pensar en que el reloj corre y tienen que regresar a su vida habitual, en ese momento, en ese lugar, todo es mágico.