A miles de años… tú.

Encierro el universo en un frasco transparente y caen las galaxias y el espacio porque ya no tienen un lugar en donde jugar a la ruleta. Se desplazan las capas terrestres entre vacíos que se llenan, poco a poco, de luz y luego se apagan nuevamente, dejándome los labios calientes por un beso que me quite la gravedad y me lance lejos de tu sistema solar; y así no lastimarme cuando salte, otra vez, al vacío fingiendo volar.

¿Qué nos cuesta aceptar que las estrellas un día se mueren, si sus cuerpos destrozados no desaparecen sino que se vuelven polvo y viajan miles de años?

Quiero la libertad que tienen las ondas de luz y quedar atrapado en aquella masa que mueve el tiempo y absorbe todo, sin que me deje salir de ella, porque con sus curvas hunde el espacio y los pocos segundos que tengo. Y cada vocablo que la forma se resume perfectamente en el pronombre personal al que he colocado en una casita hecha de paréntesis y que me grita desde las estaciones espaciales: (TÚ).

Quiero acurrucar a las estrellas y contarles una de las historias más bellas que conozco; quiero hablarles de un amor separado por cúmulos gigantescos que decidieron arrinconarse en masa y lloraban al ver a esos astronautas hacer lo que podían para encontrarse, pero nadie se atrevía a ayudarles… ni siquiera aquellas palabras fugaces que, por obra y gracia del destino, lograban colarse y hacían ver las distancias más grandes achicarse. Hacían el amor por mensajes que solo ellos entendían. Y así mismo se partían sus corazones… pero confiaban firmemente en que su amor, como el de las estrellas, duraría eones. Sin pensar que, tal vez mañana, aquella distancia tan grande que una vez los unió se haría nada. Y, al tenerse a centímetros, se miraron fijo y pensando “¿Qué más da?” se besaron y así formaron nuevamente el universo… rompiendo aquel frasco donde quise encerrarme y ocultarte esto que siento.

Like what you read? Give Víctor M. Peña a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.