Ayúdenme

ya no quiero una vida sin ella…

otra vez es noviembre

otra vez llega el invierno

y yo solo estoy con mi ropa y este maldito frío que carcome mi piel.

ridículo circo

¡maldita cuerda floja que me avienta entre malabares y espejos, y cascabeles!

¡maldita suerte!

¡malditos sean los bufones que juzgaron mal mi jodido destino!

quiero que escuchen mis gritos

escúchenlos quebrarse

como se desgarra mi piel

y fluye la sangre por mi garganta

quiero que escuchen cuando grite su nombre y caiga rendido ante sus pies.

me ahogaría en su perfume

para vivir eternamente en la muerte con su aroma. acechándole.

¡les ruego no me dejen morir!

¡entiendan que la amo!

¡maldición! ¡ayúdenme a escapar de mi cárcel!

esta cárcel en que se a convertido mi cuerpo

¡ayúdame, Cristo… o Yahvé… o Krisna… !

¡ayúdame tú, Lucifer!

ayúdame, y te juro que te daría lo que me pidas…

mi vida incluso

aunque sin ella no la tengo.