Decadencia de Occidente

No es un tema nuevo. Es una realidad que lleva apurándose dos siglos. Nos queda otro para ver morir todo lo que fue y nunca será.

La DO es una idea que lleva de moda casi un siglo, desde la publicación del libro homónimo de Spengler en 1918, el cual advirtió que nuestra cultura actual (liberalismo, democracia, bienestar con una difusa inspiración cristiana y marcado cientismo) ha entrado en un proceso de disolución análogo al que vició la Grecia Antigua, el Imperio Romano, el esplendor árabe, la epopeya Egipcia… Estas culturas perdieron su posición dominante en el mundo en el curso de dos o tres siglos, en los que el virus de la decadencia fue minando el cuerpo hasta destruirlo.

“Lo que hoy se hace bajo el nombre de arte es pura impotencia y mentira”.

Así Occidente, entendido como la dominación que esta parte del mundo ha ejercido en la otra durante más de dos siglos, está llegando al final de sus días. Es una intuición que se verifica en todos los hechos culturales, artísticos, políticos de hoy: vemos la imagen del hombre vano, enfermo, débil, similar a un león herido que a sus años ya no tiene fuerzas para regenerarse. Un león cuyo rugido ya no inspira temor a nadie. Las hembras no lo respetan y los jóvenes errantes de la estepa avanzan buscando conquistar un territorio de abundancia y alegría.

Acabarán por encontrarlo.

Ahora la perplejidad, la incertidumbre de nuestro futuro cultural, nuestra identidad desparramada en espectáculos sin trama, nos tienen a todos sin una pizca que reivindicar de cara el mundo. Algo por lo que luchar como sociedad. Las súper estructuras del pensamiento están viciadas de todo lo inmundo y no quedan hombres sensatos.

Toda cultura atraviesa tres etapas fácilmente distinguibles: nacimiento, esplendor y decadencia. Así se verifica también en los estilos artísticos y en la propia vida del hombre concreto.

La historia de una cultura es la realización progresiva de sus posibilidades.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Don Vitho Lobo’s story.