¿Dónde esta Horvilleur con esos temas que nos hacen tan bien?

De chicos muchos sueñan con ser un músico de rock, viajar por el mundo, conocer celebridades y vivir bajo la ley del rock. Algunos llegan, otros se quedan a mitad de camino, no fue el caso de Emmanuel Horvilleur, de 40 años, que luego de alcanzar la fama con Illya Kuryaki and The Valderramas -a principios de los 90- editó cuatro discos como solista y ya se perfila como un referente pop con su estética “fashonista”.

Dante (Izq.) y Horvilleur (der.): Fuente www.flickr.com

Horvilleur, considerado como el hijo pródigo del rap, funk y la música pop, comenzó su carrera con tan solo 16 años junto a Dante Spinetta, hijo de la leyenda del rock nacional Luis Alberto “El flaco” Spinetta, con quien conformó Illya Kuryaki en 1991.

Con un nombre producto de una combinación exótica de “el pibe Valderrama” -por el “10” de la selección colombiana- y un personaje de ficción de los años sesenta de la serie The Man from U.N.C.L.E., Illya Kuryaki & The Valderramas alcanzó la fama con el lanzamiento de su primer disco Fabrico cuero en 1991, bajo la tutela del Flaco.

Horno para calentar los mares (1995) se lanzó con la idea de pelear y despegarse de sus hits populares como “Es tuya Juan” y de esa imagen de “raperitos”, contó Dante en una nota para el sitio web Rock. Le siguieron varios hits como “Abarajame” y “Jugo”, incluyendo algunos tracks que fueron masterizados por colaboradores de famosos, entre ellos Ted Jensen -un colaborador habitual de Madonna-, hasta el 2001, cuando se disolvió la banda.

Dante y Horvilleur tenían dos metas distintas, ser solistas, por ese motivo dividieron sus caminos luego de editar su último disco Kuryakistan para comenzar con sus proyectos individuales. Horvilleur lanzó en 2003 Música y delirio, su primer disco como solista, pero el hijo pródigo buscaba otra cosa: encontrar la canción pop perfecta. Rocanroleo (2005) fue su segundo trabajo y su track “Fan” fue la cortina de la telecomedia Soy tu fan, que se transmitía en Canal 9 allá por el año 2006.

En su máximo punto de ebullición grabó Mimosa (2004), Mordisco (2007) y su último trabajo Amor en polvo (2010). Participó del ciclo de sesiones de Much Music junto a sus músicos, donde pudo mostrar matices del pop con arreglos electrónicos.

Luego de 11 años de pausa, en 2012 volvió a reunirse con Dante para una nueva etapa con Illya Kuriaki, lanzando Chances (2012) y Aplaudan a la luna (2014). El dúo incluyó en su último disco el sencillo “Águila amarilla”, un homenaje al “Flaco” Spinetta, y lo presentaron en vivo durante Cosquín Rock en 2012.

Un sentido del humor y una frescura única caracterizan a Horvilleur, que no tiene problemas en “tuitear” desde un llamado a la solidaridad hasta frases que hacen sonrojar a cualquiera como: “¿Les conté que me puse tetas? En la boca… un ratito nomás”, donde sus seguidores lo vitorean y lo “retuitean”.

Cuando le preguntan por su vida sentimental, Horvilleur no vacila, como sucedió en una entrevista que mantuvo con Clarín, donde contó como es su relación con su ex pareja Celeste Cid, con quien tuvo a su hijo André. Horvilleur la consideró multifacética y a la vez una “musa inspiradora”, por quien siente una especie de amor-odio, y a pesar de no tener una relación, los une la ardua tarea de criar a su hijo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Vanesa Mollo’s story.