Raspberry Pi

Creo que no hace falta volver a decir lo que es una Raspberry Pi. Ya que en internet existen infinidades de artículos que la describen, les hacen revisiones e incluso enseñan a programar en Python para sacarle todo su potencial. Este post es para contar mi experiencia en adquirirla, conectar y hacerla funcionar. Incluyendo también mi opinión acerca de los pros y las contras de esta computadorita del tamaño de una caja de fósforos.

Al producto lo vengo siguiendo desde inicios de 2012. Originalmente lo promocionaban como el “ordenador de 25 dólares”. La realidad para mí es que el precio es un poco mayor, teniendo en cuenta los costos de envío e impuestos. Uno de los mayores problemas para adquirir uno de éstas computadoras es la falta de stock y con esto no me refiero al stock en Argentina únicamente, sino a nivel mundial. Es por eso que para ir a lo seguro, decidí hacer mi compra a través de RS Components que tenía stock del modelo Tipo B (es un modelo que tiene 512MB de RAM y un puerto Ethernet). Desgraciadamente el precio era mayor que u$s 25 pero era similar a otros precios que encontré por internet.

Para evitar costos de envíos elevados, impuesto a compra en dólares con tarjeta de crédito (15%+) y un posible viaje a la aduana decidí hacer el pedido por medio del importador de RS Components en Argentina: Yel SRL. Por suerte, la gente de YEL hizo el pedido por mí (sin la necesidad de seña) y me “avisaron” cuando el producto llegó. El precio final del producto: u$s 56 + envío + impuestos. Lo que cerró un costo final de aproximadamente ARS $310. La espera fue aproximadamente un mes y medio desde el pedido hasta la adquisión del producto.

Luego de obtener la anhelada Raspi comenzó la siguiente odisea, conseguir una fuente de alimentación. Como la Raspberry Pi es sólo una placa con sus respectivos conectores es tarea del comprador conseguir la fuente de alimentación. La misma consta de un cargador de celular con un output aproximado de 5V y >800mAh (lo cual no es tan fácil de conseguir). El conector a la placa es MicroUSB. Por suerte, en MercadoLibre conseguí un cargador genérico muy barato que funciona sin problemas y mejor aún… a dos cuadras de donde fui a retirar la Raspberry Pi ☺

Luego fue necesario conseguir una tarjeta SD clase 4 con una capacidad mayor a los 4GB. Eso no fue difícil y existen diferentes variedades y precios. La mejor opción fue una Kingston de 8GB aunque creo que a futuro optaré por una de 32GB clase 10. La calidad de la tarjeta aquí es muy importante ya que la Rasperry Pi no posee disco rígido maestro por lo tanto la tarjeta pasa hacer las veces de disco rídigo o almacenamiento primario. Aquí se deberá instalar el SO y por lo tanto estará realizando constantes lecturas y escrituras. Una tarjeta de mala calidad tendrá una vida útil corta bajo éstas condiciones.

Una vez conseguido todo esto, es necesario instalar el SO a la SD. El sistema operativo de mi elección fue Debian (Raspbian) que tiene una performance muy buena bajo las prestaciones que una computadora de este precio puede ofrecer (512mb de ram y 700mhz de procesamiento). Los pasos a seguir se encuentran perfectamente explicados en esta wiki.

Una vez que arrancó por primera vez, fue necesario expandir el tamaño de la SD. Esto se debe a que la imagen del SO es de aproximadamente 2GB. Al seguir los pasos del tutorial nuestra tarjeta (no importa su tamaño) quedará de 2GB. En la configuración inicial de la Raspi (Raspi-config) se puede expandir esto último mediante la opción expand_rootfs o se puede hacer manualmente con herramientas como gparted.

Una vez realizado éstos pasos, es necesario configurar la distribución del teclado, time zone y si se desea modificar la clave del usuario ‘pi’. Al finalizar la configuración el sistema se reinicia y luego de un largo booteo (sólo los primeros booteos) ya está todo listo para comenzar a usarla.

Cabe destacar que por defecto la sesión se inicia en modo consola y que será necesario introducir el comando startx para trabajar en modo gráfico.

En resumen:

PROS:

  • Una computadora muy barata.
  • Conexión HDMI. Full HD.
  • No ocupa mucho lugar.
  • Acepta muchas distribuciones de Linux.
  • Suministro eléctrico MicroUSB.
  • Silenciosa

CONTRAS:

  • Es una PC lenta (700Mhz y 512MB de RAM son características de una PC de hace más de 10 años).
  • Puede ser todo un desafío para novatos en informática (no posee códecs de audio y video -hay que instalarlos manualmente-).
  • Si bien se puede conectar a casi cualquier TV. Se recomienda una HDTV o un monitor con entrada HDMI. -al menos en el primero booteo-.
  • No posee gabinete, lo que uno recibe es una placa por lo que es necesario conseguir o hacer un estuche. Personalmente utilizo una caja de fósforos hasta que pueda idear como hacer uno mejor.

Originally published at talesfromthescript.tumblr.com. — (2012)

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Angel’s story.