Gestión institucional + RSE: caso de éxito.

Desde vvartNEWS Diario Digital queremos destacar a aquellos que, por intermedio de un trabajo profesional y con resultados palpables, logran transformarse en un caso de éxito. Lo denominamos así por constituirse en un ejemplo a seguir en el ámbito de la cultura.

Autor: Victor M. P. Vicente
Mayo de 2014 — Sal. Arg.


Captar el apoyo e inversión de las empresas por intermedio de políticas de RSE en el ámbito de la cultura no es tarea fácil. En el campo de las artes visuales es aún más complejo y difícil, ya que las decisiones ejecutivas y la visión a largo plazo siguen siendo un tema bajo conceptos de experimentación. Pero esto puede empezar a cambiar cuando los resultados están sobre la mesa, como en el caso del Museo de Arte Contemporáneo de Salta.

Gestión institucional

En los museos de Argentina es posible detectar gestiones que hacen hincapié en el “capital simbólico”, es decir, en el valor agregado que representan una producción artística, el artista y particulares de renombre. Pero no hay que olvidar al usuario, quien es el que nutre al arte. Sin público, las artes visuales no trascienden y todo queda reducido a trabajar para un pequeño grupo especializado, dejando a la sociedad en un segundo plano.

La consecuencia es la ausencia de nuevos públicos y el debilitamiento de la producción interna de los museos, que se terminan habituando a los denominados “enlatados”: producciones artísticas externas que llegan a los museos “listas para colgar”. Así, los equipos profesionales se van debilitando por la falta del “training” que implica la producción propia.

En este sentido, la gestión institucional del Museo de Arte Contemporáneo de Salta, que dirige desde 2011, la Arq. Claudia Lamas, presentó signos de cambios profundos. Como institución del Estado y de servicio, es ahora la sociedad salteña su principal objetivo. Nace así una reciprocidad que nutre a la cultura local, ya que repercute de manera directa sobre los productores artísticos, enriqueciendo la visibilidad de sus trabajos al ponerlos en consideración de una mayor cantidad de personas, con todo lo que esto significa.

Desde hace dos años y en forma gradual, la institución dejó de ser receptor para convertirse en productor y retomar su misión real como museo: desarrollarse bajo conceptos profesionales y museológicos de orden internacional, alineándose al Código de Deontología que promueve el ICOM (International Council of Museums), organización creada en 1946, compuesta por más de 30.000 museos y profesionales de 137 países para hacer frente a los desafíos de los museos a nivel global.

El Museo lleva adelante el proyecto VACA (Vidrieras de Arte Contemporáneo Argentino), el Festival de Micrometraje, dirigido a artistas a nivel internacional; el proyecto MACine, con una nueva sala de cine en la ciudad que enriquecerá la visibilidad de los productores locales; y el proyecto Salteños en el MACsa, en el que los artistas pueden exhibir y cubrir 350 metros cuadrados con sus obras.

La institución fortaleció las áreas de Comunicación, Prensa y Relaciones Institucionales para llegar a nuevos públicos e informar a nivel local, nacional e internacional de su trabajo por intermedio de productos digitales, redes sociales, web, micrositios y contenidos especializados. Desarrolla un plan de medios y comunicación aplicada, para relevar datos estadísticos y determinar el comportamiento de los usuarios y sus necesidades.

Es, además, el primer museo de Salta que permite disfrutar y conocer las obras que componen su patrimonio y realiza todos los años una gran muestra. En este sentido, son muy pocos los museos de Argentina que exponen sus colecciones, a pesar de que el conservar y exhibir su patrimonio es, paradójicamente, motivo para crear un museo.

El Museo cuenta también con un área editorial que produce catálogos de calidad tanto en soporte, diseño y contenidos, con la importancia que esto merece para el estudio e investigación del sector académico y archivo a nivel museológico.

Esta apuesta al cambio trajo su rédito: el Museo fue seleccionado como única institución del NOA para receptar la exposición de la colección del Museo MALBA — Colección Constantini de Buenos Aires, que fue visitada por 15.228 ciudadanos salteños, 55 instituciones educativas participaron de sus visitas guiadas y fue consumido por la plataforma virtual de la institución por 19.496 usuarios.

Además, aumentaron un 30% las visitas al Museo, puesto que los salteños percibieron los cambios y se plegaron a la nueva propuesta. Se trata, pues, de un público que consume cultura y es exigente.

Los cambios no son tarea fácil, implican mayor presupuesto, compromiso y formación de los equipos internos, apertura de nuevas áreas, investigaciones académicas, planes de acción y estratégicos relacionados a la producción, el planteamiento teórico, análisis y estudio sobre todas las áreas de una institución. Además, todo esto debe generar resultados visibles. Es un reto, pero el cambio dejo de ser intangible para transformarse en resultados concretos.

RSE

Conquistar los objetivos de las gestiones institucionales trae la visibilidad, el resultado de un trabajo planteado profesionalmente y que se materializa en un beneficio para la sociedad. Ello inspira confianza, llama la atención del sector privado, las gestiones de recursos económicos basadas en relaciones personales, contactos o intereses particulares pierde fuerza al tiempo que se impulsa el apoyo e inversión por intermedio del reconocimiento al “trabajo”.

El Museo de Arte Contemporáneo de Salta es prueba de ello. Empresas locales y nacionales invierten, mediante políticas de RSE, en la gestión del Museo para enriquecer su trabajo. Entre ellas, se destacan la Fundación Andreani, VVArt Servicios Corporativos, Banco MACRO, Grupo Osde, de Buenos Aires; Cerámica del Norte, LuSAL y Plano Azul (CBA).

La unión de la gestión institucional y la RSE puede generar un caso exitoso. Es de vital importancia rescatar y valorar estos resultados para dejar en el lector una reflexión positiva: que el trabajo en equipo y la reciprocidad bajo aspectos profesionales es posible cuando las empresas apuestan e invierten en propuestas sólidas y las instituciones generan un servicio y beneficio para la sociedad al arriesgarse a los cambios.|<

Victor M. P . Vicente (Cba. Arg.). | Consultor privado en Responsabilidad Social Empresaria, Gestión de Stakeholders, Políticas
Públicas Culturales y Bienes de Patrimonio Histórico. / Desde 1999 es Director de la empresa VVArt Servicios Corporativos (Bs.As. Arg.). / Editor y Director Ejecutivo del medio vvartNEWS. /<

Show your support

Clapping shows how much you appreciated vvartNEWS’s story.