EL SER HUMANO QUE SABÍA DEMASIADO.

Hace poco en una reunión social, hice un comentario durante una platica con amigos, mi intención, compartir un artículo chusco el cual mencionaba que en un resiente estudio de teorías de comportamiento humano justificaba el cambio de actitud de una mujer buena a una mujer mala, después de mi exposición dos amigas mías se sintieron ofendidas por ser un punto de vista misógino, me criticaron por citar el artículo, señalando que al hacerlo apoyaba este tipo de ideas, en cambio la amiga que era feminista e iba dirigido el comentario, se le hizo muy chistoso y no comprendió el por que este les parecía misógino y machista; tanto ella como yo nos quedamos callados intentando entender el ¿Porqué? de la ofensa; este incidente me puso a reflexionar en la reacción de mis dos amigas ofendidas.

Lógica = Emoción

No creería que en la época actual, las personas deberían de pensar dos veces antes de hablar, todo por temor de ofender a alguien, menciono estas épocas por que es difícil estar en una reunión con mas de tres personas, con tanta información a la mano, que cada una puede tener una opinión diferente respecto a un tema cualquiera. Uno de los objetivos de el lenguaje, es la comunicación e intercambio de ideas, la función de este concepto es poder informar sobre un tema, mostrar una postura, por supuesto, al dar uno su punto de vista se expone a que este sea cuestionado y dependiendo que tan seguro esta de este, puede uno aceptar o no lo que se pone en duda respecto a la exposición de el mismo, lo sensato es que el punto de vista sea cuestionado basados en la lógica, entiendo que esto no se logre la mayoría de las veces, los motivos son varios, pero es muy difícil continuar exponiendo un punto cuando un tercero comienza a debatir basado en sus emociones, esto dificulta el intercambio de ideas, al dar replica contraria basado en emociones y no en la lógica, dificulta la discusión sana e inteligente, seguro habrá ocasiones en que se toquen temas que ataquen creencias, principios o formas de vida de alguien, pero justo es el momento para defenderlos, para intentar convencer a la otra persona de que esta equivocado, con palabras sustentadas por la lógica, no por la emoción, no por que las emociones sean malas, si no por que estas bloquean la claridad de pensamiento, lo cual normalmente lleva a desviar las discusiones a temas alternos, que no tienen nada que ver con lo que originalmente se estaba hablando.

Debe uno de tener la inteligencia suficiente para hacer saber al otro su distinto punto de vista, entre mas creativo e ingenioso sea este parafraseo, mas clara será su postura.

Razón = Ignorancia

Una persona cuando esta hablando, entra en un razonamiento con lo que piensa y dice, alguien muy claro para hablar logra un equilibrio entre estas dos acciones, uno lleva acabo este proceso con el fin de comunicar una idea, formular una pregunta, rebatir alguna postura contraria, pues somos diferentes y pensamos distinto a todas las personas que nos rodean, muchas veces no estamos de acuerdo con algo y necesitamos expresarlo, pero mas allá de que esto solo sirva para decir algo, su fin también es el de informar o darle mejor forma a una idea ya que con la comunicación, logramos aprender algo, no necesariamente las palabras de una persona son informativas, pero la forma en decirlas también dicen mucho de quien las produce, el permitir que alguien cuestione lo que pienso, hace que reafirme mi ideología o dude de ella y la cuestione, esto funciona para evitar la ignorancia.

El Hombre de las cavernas vivió atemorizado de la obscuridad hasta que invento el fuego, entre otras cosas este le ayudo a ver mejor en la noche y sentirse protegido, pero a la vez, comenzó a limitar su capacidad de observar, al no esforzar sus sentidos para estar atento y alerta, confió en la luz del fuego, solo confiaba con el área que esta cubría, muchas veces incluso al haber visto un cuarto o un camino en plena luz del día, al caer la noche dudaba de si mismo, necesitando alguna luz que le confirmara lo que el suponía, así nuestro cerebro comenzó a refugiarse en la ignorancia.

En nuestros días, al discutir sucede algo similar con aquellos que no han llevado la constante práctica de expresar sus ideas en público y de forma razonable, poder expresar lo que sienten o piensan, ya que incluso sabiendo lo que saben, dudan de ello.

Las personas que se niegan a razonar y escuchar ideas distintas a las de ellos mismos, están condenadas a vivir en un espacio muy pequeño, al que llamamos cerrazón, estas personas están limitadas, no pueden exponer y defender lo que creen que saben; la defensa ante esto, en lugar de la sana discusión es la ofensa, levantar la voz, citar otras cosas que desvían por completo la atención de el tema que se esta dialogando, en ocasiones la defensa mas común de estas personas es comenzar a hacer referencias de palabras de otras personas, aquellas que para ellos, esta voz se ha convertido en su fuego.

Las fronteras de la ignorancia solo se pueden romper con el razonamiento y la capacidad de escuchar, hay que saber cuando callar, ser sincero con uno mismo para admitir que uno no lo sabe todo o domina todo.

No opines, es una trampa.

Cuando estas sentado en una mesa de juego y no logras identificar al perdedor, ese eres tu, toma tus fichas y retírate, esta regla en el poker la recuerdo para poder aplicar a la vida, en una conversación, tienes que identificar que tipo de platica se esta llevando acabo y analizar con quien estas compartiendo la información, suena complicado pero en realidad es un acto de respeto, no solo a ti mismo si no a aquellos que guardan silencio para escuchar tu opinión, sería muy desagradable que lo que saliera de Tú boca solo fueran suposiciones sin fundamento lógico, esto en lo general lleva a defender apasionadamente un punto de vista, impidiendo una sana conversación.

Simple, piensa en lo que se vas a hablar, en caso de identificarte como la persona que menos sabe o domina el tema, no te retires, guarda silencio y escucha, seguro aprenderás algo, pero muchas veces sucederá que la conversación es solo un intercambio de palabras huecas que su intención es agredir, donde el orgullo es la moneda de intercambio, controlado por la vanidad y la cerrazón, en ese caso lo mejor es callar, tomar tus fichas y retirarte, de no hacerlo te verás en una trampa donde no podrás salir, por otro lado si no puedes retirarte y estas obligado a mantener tu postura, lo mejor es guardar silencio, entender el por que de la necedad de esta palabrería y en el momento indicado, cuestionar los puntos hablados, de esta manera expones la ignorancia de aquella persona que solo desea mantener su ego por encima de los distintos puntos de vista, abrazando la idea de que tiene la absoluta verdad.

Poder expresarse es un derecho, no importa cual sea la postura, pero es una obligación de quien se expresa el tener un punto de vista firme e informado, es necesario que quien escucha sepa hacerlo y poder cuestionar sobre el asunto si así lo desea, hoy día muchas veces atacamos a aquellos que se atreven a expresarse, a tal grado que los obligamos a preferir el silencio antes que ser atacados, esto es malo, por que de alguna manera no apagamos el fuego que nos da luz, al contrario, nos limitamos a la luz que nos da este, algunas veces la respuesta no esta en la obscuridad, pero si te dejas llevar por la obscuridad seguro podrás entrenar a tu vista a observar y poner atención en todo y estar mas seguro de ti mismo y no depender de un fuego que impide ver mas allá de el.

Valor para exponer tus ideas.

Tener la facilidad de nuestros días para exponer nuestras ideas es privilegiada, debemos defender esta gran oportunidad a los distintos medios y lugares que se nos permite expresar, no solo con palabras, con imágenes, música, dibujos, ademanes, que se Yo; pero de la misma forma debemos aprender a absorber las distintas formas de ver la vida de cada individuo, ser conscientes de que no todos tienen nuestra misma opinión, se nos olvida como individuos que somos muchos e importantes en este planeta, pero somos insignificantes en relación al tiempo y al universo, sin embargo podemos trascender a través de lo que pensamos, debemos tener el valor para aceptar que al expresar nuestros puntos de vista serán cuestionados esto en lugar de que nos afecte buscar la sabiduría para poder responder de manera inteligente, de ahí que al comunicar uno este obligado a pensar en lo que dice, entre mas profundidad de pensamiento tengamos mas preguntas generamos, así nos acostumbrarnos a ver en la obscuridad sin temor a tropezarnos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.