Vida amorosa para cada pareja casada

Cuando todo va bien en la relación, las parejas no son propensas a pensar y analizar las cosas y a dar todo por sentado. Sin embargo, desde el momento en que se presentan los primeros problemas, comienzan a cuestionarse a sí mismos. ¿Consiguieron lo que esperaban de su matrimonio? ¿Son ellos la razón de estos problemas? ¿Es su pareja la correcta? Esto es bastante normal y cuestionarte a ti mismo es algo que deberías hacer de vez en cuando si quieres mejorar tu relación y convertirte en una mejor persona.

El matrimonio moderno

El matrimonio es una de las instituciones más importantes que está perdiendo fuerza rápidamente. Según algunas estadísticas, más del 65% de los matrimonios son exitosos. Sin embargo, no es raro escuchar historias sobre mujeres que han dejado a sus maridos, algo que era muy raro en el pasado. El público no es tan crítico con esta práctica, aunque no debemos ignorar el hecho de que parece que demasiadas parejas utilizan el divorcio como solución, aunque hay margen de mejora.

Además, la gente también ha cambiado su percepción — es bastante normal que dos jóvenes vivan juntos antes del matrimonio y aprendan más el uno del otro. Esta es una política de matrimonio que se acepta en casi todas partes. De todos modos, el amor es, sin importar si estamos hablando de una pareja, un padre o un amor amistoso, algo que vale la pena el esfuerzo.

Hoy en día, cuando muchas personas están bajo la presión de los problemas cotidianos, principalmente los existenciales, el matrimonio y las parejas a menudo se descuidan. Muchos creen que el amor en el matrimonio y las relaciones a largo plazo es algo natural. Pero, ¿lo es?

Fases

Hay varias fases en las que cada relación pasa. La primera fase a menudo se describe como estar enamorado o tener un flechazo. Este es el sentimiento que las personas tienen al principio de la relación cuando creen que finalmente han encontrado la pareja adecuada. Esta sensación disminuye gradualmente con el tiempo.

La segunda fase ocurre cuando algunas de las parejas experimentan y notan esta reducción en sus sentimientos. En esta fase, empiezan a cuestionar los hábitos que han desarrollado en este corto tiempo (visitar a los padres de su pareja, darse cuenta de que la pareja está trabajando demasiado tiempo, etc.). Por otro lado, la otra pareja comenzará a practicar los hábitos que ha practicado antes, como socializar, cuidar su pasatiempo, etc. En una relación exitosa, hay una fase de ajuste. Este es el momento en que la relación se vuelve seria y este es el período que usualmente conduce al matrimonio.

Pincha aquí: Escort sevilla

¿Es posible estar enamorado para siempre?

Hay mucha gente que confunde el amor y la pareja. El amor es un sentimiento en el corazón y el compañerismo es a menudo una actividad en la que hay que realizar algunas “tareas” como limpiar, cocinar, cuidar las cuentas, educar a los niños, las relaciones íntimas, etc. Enamorarse es el entusiasmo que existe cuando dos personas se encuentran.

Por supuesto, esto no significa que la vida amorosa de cada pareja casada sea algo abstracto. El amor es muy importante en el matrimonio, pero es sorprendente cuánta gente no ve eso y arruina sus matrimonios. Por ejemplo, la gente a menudo confunde el amor con la posesividad. No hay nada malo si uno de los socios va a un partido de fútbol o a un desfile de moda con sus amigos. También hay situaciones en las que uno de los socios depende demasiado del otro. Es muy difícil para una persona “llevar el peso” para dos personas.

Según muchos expertos, la vida amorosa de cada pareja es algo que debe ser valorado y apreciado y hay ciertas cosas (como una buena comunicación, contacto físico y salir de la rutina de vez en cuando) que pueden mejorar la vida amorosa en las parejas casadas.